Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El gato sacó las uñas
La corrupción en Bolívar tiene a más de 18.000 estudiantes sin educación al sur del departamento
Francisco González / Domingo 24 de febrero de 2013
 

En Cartagena, más exactamente en la Secretaria de Educación departamental de Bolívar, cuna de la corrupción en el departamento, llegamos delegaciones campesinas del sur de Bolívar para hablar con el gobernador sobre la problemática educativa que ahonda la crisis social de estos pueblos dominados por el paramilitarismo.

Sabíamos que no era fácil y nunca va hacer fácil, el tener la comprensión de funcionarios cuando es el mismo Estado el que ocasiona problemas como estos. Son más de 18.000 niños, niñas y jóvenes sin educación a causa de unas contrataciones corruptas donde hay de por medio $8.089´031.656 de pesos para garantizar la prestación del servicio educativo en la región del sur de Bolívar teniendo profesores mal pagados, calendario académico incompleto y plata perdida.

Llegó el gobernador a la secretaría y arremetió contra todos los campesinos diciendo primero que el departamento lo que necesita es mano fuerte como la de él, que era ilegal lo que hacíamos y que además veníamos obligados por la guerrilla, que había gente infiltrada de las FARC, que era una toma lo que estábamos haciendo, que no iba a permitir lo que ya había sucedido con el Congreso de Jóvenes de Marcha Patriótica que hicieron desorden, haciendo del cuerpo en las calles y en las playas de Cartagena. Se le respondió que llegábamos a Cartagena por nuestra propia cuenta respaldados por comunidades indignadas y que las armas que utilizamos son la de la razón y copia de los contratos multimillonarios que realizó con entidades piratas que ni siquiera están registrados en cámara de Comercio y no tienen NIT.

Nunca tuvimos respuesta de los contratos que se mencionaban, pero sí dejó claro que se va a seguir con ese modelo de contratación porque es el que le conviene, además que él mandaba profesores de donde se quisiera que había que recibirlos nada más.

La educación de Bolívar la tiene el partido del PIN y ahí está la gata y sus gaticos y el gobernador es el gato mayor. Va a defender esta postura con sus uñas y va echar mano de todo lo que tiene a su alrededor.

La secretaria de educación en la tarde había mencionado que se sentía orgullosa porque estaban logrando reducir el analfabetismo en el departamento de Bolívar, a lo cual se le dijo si con más de 18.000 estudiantes sin profesores era reducir el analfabetismo.

Quedó claro que la pelea está casada y va hacer de tigre con burro amarrado, pero con la tenacidad que distingue al campesino del valle del río cimitarra vamos a seguir defendiendo lo único que le podemos dejar de herencia a nuestros hijos: la educación y la tierra donde vivirla y trabajarla. Por ahora el gato ganó la pelea, pero ya los ratones ni miedo sienten.