Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Húber Ballesteros y Pacho Toloza, dos dirigentes de la Marcha Patriótica, se encuentran encarcelados. Por lo menos 25 miembros de este movimiento han sido asesinados desde abril de 2012 cuando se fundó
La Marcha Patriótica: Una realidad política que intentan eliminar
Jose Camargo / Martes 14 de enero de 2014
 

La Marcha Patriótica, como movimiento político y social se consolida el 21 de abril de 2012, lo anteceden grandes movilizaciones realizadas en Bogotá. Desde sus inicios, cuenta con la simpatía de amplios sectores democráticos y sociales en el país.

La Marcha Patriótica, como movimiento político y social se consolida el 21 de abril de 2012, lo anteceden grandes movilizaciones realizadas en Bogotá. Desde sus inicios, cuenta con la simpatía de amplios sectores democráticos y sociales en el país.Cerca de 1.700 organizaciones le dan cobijo a la Marcha Patriótica. Pretende este movimiento político una democratización de la política, de la economía y lo social en Colombia. Busca, el rompimiento del modelo neoliberal y el fin del conflicto armado impuesto desde la elite. El camino propuesto por la Marcha Patriotica, es la búsqueda de una Asamblea Nacional Constituyente y una nueva constitución política, que consolide los caminos de paz que se han iniciado en la Habana –Cuba. Estos elementos se recogen en el punto 5º de la declaración política Marcha Patriotica-COPAN-13 Octubre del 2013.

Es pertinente, recoger estos elementos para darnos cuenta quienes son los que pretenden aniquilar este movimiento político que recién se inicia. Son los mismos, que sometieron al exterminio a la Unión Patriótica, los mismos que desde 1986 han acabado con la vida de más de 3.000dirigentes sindicales. Los que han despojado a los campesinos en los últimos 20 años de más de 7 millones de hectáreas de tierras. Los que intentan desaparecer a la Marcha Patriótica son los que han perpetrado más de 70 crímenes contra dirigentes que participaban en los procesos de restitución de tierras. Son los mismos que han perpetuado él para-militarismo como política de estado para la implementación del terrorismo como arma de guerra contra el movimiento social.

Los que hoy intentan demoler la Marcha Patriotica, son los que pregonan que en Colombia tenemos una democracia madura y un estado social de derecho robustecido y por lo tanto estamos en condiciones de dirimir nuestras contradicciones a través del dialogo y el sano entendimiento, como personas civilizadas. Falso, son 25 los integrantes de este movimiento que han sido asesinados desde su fundación.

La burguesía colombiana no resiste la posibilidad de que el modelo económico sea puesto en entredicho. El neoliberalismo, llegó para quedarse en este país y si es necesario eliminar a sus contradictores… pues lo hacen. La Marcha Patriótica en sus enunciados políticos plantea un nuevo país que no conviene a los intereses de los capitalistas, terratenientes, grandes industriales y financistas.Éstos quieren una Colombia arrodillada a los intereses del gran capital.

Los que pretenden deshacer la Marcha Patriótica a sangre y fuego, son aquellos que han permitido que las calles de las ciudades de nuestra patria se llenen de niños trabajadores.Existen cerca de 1’111.000 de ellos deambulando por todas partes, sumidos en el mundo de la droga, la delincuencia, la ilegalidad. Los que ostentan el poder, saben que no están en condiciones de brindarle a nuestros niños y jóvenes una sociedad más justa, prospera e incluyente.

La existencia de la Marcha Patriotica, mortifica, a una clase privilegiada que ha hecho de Colombia el patio trasero de las grandes multinacionales que tienen el propósito de acabar con el medio ambiente y saquear al país en términos económicos. Cerca, de 4.500 empresas extranjeras que operan en Colombia ganaron 10.220 millones de dólares (enero a septiembre de 2012).

El pueblo colombiano y sus organizaciones sociales que representan una importante reserva moral en un país inundado por la corrupción, no permitirán que se consolide este siniestro proyecto de someter a la Marcha Patriótica al exterminio físico. El pueblo no guardará silencio, mientras observa como inmolan a los activistas y voceros de este movimiento. Exigimos al gobierno nacional, preservar la vida de los militantes de la Marcha Patriótica y que se esclarezcan las muertes de: Roberto Cortez, Nancy Vargas, Milciades Cano, Edgar Sánchez, Mao Enrique Rodriguez, Henry Díaz (desaparecido), Martha Guevara (desaparecida)