Asociación Campesina de Arauca
:: Arauca, Colombia ::
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Ametrallamientos y fumigaciones en zona rural de Tame (Arauca)
Asociación Campesina de Arauca, Humanidad Vigente / Miércoles 11 de junio de 2008
 
Temas relacionados

Humanidad Vigente y la Asociación Campesina de Arauca (ACA) denuncian los hechos que vienen ocurriendo en la zona rural del municipio de Tame, en Arauca, en las veredas de Filipinas, Galaxias, Lejanias, Caño Azul, Laureles 1, Laureles 2 y El Rincón con responsabilidad de la Móvil 5 de la Brigada 18 del Ejército Nacional al mando de José Rafael González Villamil.

El día 5 de junio, en medio de combates, el Ejército Nacional sobrevoló con un helicóptero realizando ametrallamientos en la Finca El Paraíso de la vereda Filipinas, ocasionado la muerte a tres semovientes y un clima de miedo y temor para todos los pobladores. El día domingo 8 de junio hacia las 5 pm., aviones Tucanes del Ejército Nacional bombardearon indiscriminadamente en las veredas de Galaxias y Lejanías, sin la consideración de la numerosa población civil que vive allí, incluso, algunos resguardos indígenas se encuentran asentados.

Desde el día lunes 9 de junio, hacia las 7 de la mañana hasta hoy, se han mantenido constantes operativos de fumigaciones en estas veredas, destruyendo principalmente cultivos de pancoger de los habitantes de la región, plantaciones de yuca, plátano, maíz y potreros.

El día martes 10 de junio el Ejército nuevamente disparó con cañones en los alrededores de la carretera que conduce de Filipinas a Bocas del Ele, uno de estos artefactos cayó cerca de una casa de familia y la onda explosiva ocasionó la destrucción de un árbol que a su vez golpeó a una mujer que vivía allí.

Estos operativos han generado un clima de zozobra y amenaza para la seguridad de los campesinos, responsabilizamos al Ejército Nacional, en particular, al General González Villamil, ya que públicamente ha amenazado a la comunidad de la zona de Filipinas con afirmaciones que justifican los ataques, al declararla como “zona roja”, como sucedió en días recientes a través de la emisora La Voz del Cinaruco.

Los habitantes de la región temen por la continuación de los ataques indiscriminados y las fumigaciones que podrían generar muertes o desplazamientos masivos, pues están afectando la tranquilidad, los cultivos y los medios de sobrevivencia de los pobladores, en especial, su seguridad alimentaria.

Exigimos al Estado colombiano que cesen los ataques indiscriminados hacia la población civil y cesen las fumigaciones indiscriminadas que están afectando a los campesinos.

Pedimos a los organismos de control como la Personería de Tame, la Procuraduría y la Defensoria del Pueblo que se acerquen a la región a verificar los hechos y los daños ocasionados y a intervenir para que estas fumigaciones no afecten a los campesinos y se reparen los daños ocasionados.

Solicitamos solidaridad por parte de la comunidad nacional e internacional con los campesinos de Arauca.