Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La Cátedra Panel IAP de Fals Borda
Catalina Carmona Ruiz / Jueves 21 de agosto de 2008
 

Fals Borda se acercaba a los alumnos de forma relajada, su método cruzaba las fronteras de las palabras escritas, dado que en la forma de ser de Fals se sentía que la relación era de sujeto a sujeto, de persona a persona y no de maestro a alumno. La relación era más horizontal, más cercana.

Fals nos pidió a cada uno un ensayo sobre un artículo para su cátedra: Panel IAP, Colombia vista por sus científicos. El artículo era leído y explicado en la clase, entonces había un verdadero intercambio entre todos los que estábamos, no era una clase donde el maestro dicta su punto de vista al alumno, como diría en forma jocosa Jairo Aníbal Niño "maestro, ¿usted está aún todavía con su Dictadura de Clases?", más bien, era una clase donde todos teníamos algo que aportar y las herramientas estaban dadas para hablar de forma libre. En esta clase se tocaron temas como la economía, la ley y su legitimidad, la ciudadanía y la acción comunicativa, todo por supuesto desglosando el método de la IAP (Investigación Acción Participativa).

En su clase se tocaban los problemas colombianos y el interés de los que íbamos era evidente, venían oyentes de otras carreras o gente interesada por el saber de Fals Borda, las faltas de los inscritos a clase era casi inexistente.

Desafortunadamente el ambiente en esa época de la Sociología en la U. Nacional era un saber que miraba más a Europa, basado en los clásicos de la Sociología, y le habían dado un peso menos importante a los problemas colombianos. Mientras Fals Borda fue uno de los más interesados en dilatar nuestras inquietudes, quería que la realidad más próxima se leyeran desde la Sociología, y en ese proceso iba impulsando la construcción de una Sociología latinoamericana.

Para ese entonces, escuchar a Fals y ver cómo su teoría también era practicable fue tal vez un despertar mágico a una ciencia más dulce, más cercana.

La sensaciones que tuve en las clases de Fals Borda fueron fundamentales para mi formación como socióloga, no era simplemente darnos un libro a explorar, nos abría los ojos a todo un saber nuevo donde las lecturas eran placenteras y constructivas.

Una vez, llegó a clase con su libro "Participación Popular: retos del futuro", le regaló un libro a cada uno de los que estábamos allí. Y ese libro es como un portal de investigadores que abre mágicas puertas del más allá de la ciencia dura, a una ciencia realmente humana, desde la gente, para la gente.

Bien lo describió en el libro:

"las afirmaciones en el campo específico de la investigación participativa recurrieron en el Congreso al expediente fenomenológico del quiebre de relaciones asimétricas Sujeto/ Objeto con el fin de conformar la vivencia participante horizontal, o "relación dialógica" de Sujeto/Sujeto para investigar y actuar". (Fals Borda, 1998)

Me queda escribir que fue una gran pérdida para la sociología, pero un gran legado para una generación que siguió atenta sus conocimientos y que espero que le dé un nuevo impulso a esos saberes de Fals Borda, para que sean ampliados a otros espacios.