Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Organizaciones sociales del Putumayo se pronuncian sobre crisis ambiental
 

“Si dejamos morir nuestros sueños, seremos pobres, si los cuidamos y los ponemos en práctica, seremos futuro. El sueño nos hace salir a la calle con un sí en medio del pecho; entonces provocamos lo mejor en cualquier parte, pero un sueño solo se consigue luego de un gran sacrificio” Facundo Cabral.

Las organizaciones sociales y afines del departamento del Putumayo (Mesa regional de organizaciones sociales, sindicales, campesinas, indígenas, afrodescendientes, juveniles y jardines de Sucumbíos, Nariño, Corredor Puerto Vega Teteye, Anuc, Comité por la Dignidad de Mocoa, Sintrapetroputumayo) bello territorio del sur de Colombia y epicentro de la Amazonía, pulmón del mundo, soñamos ser constructores de paz, de amor y justicia.

En estos momentos de olvido por el Gobierno Nacional y de nuestros dirigentes electos por voto popular, las organizaciones sociales y afines no queremos seguir cargando con esta dura cadena de violencia, generada con el único objetivo de mantener un poder para beneficio de unos pocos donde los únicos perjudicados son los pobladores de nuestro departamento, apoyamos todos los esfuerzos encaminados a construir un proceso firme, serio y cierto para hacer de Colombia un país civilizado y justo, donde la paz no sea solamente la garantía donde unos cuantos privilegiados tengan la mesa servida y en abundancia, sino que sea un país con estructuras humanas, solidarias y justas donde todos los sectores humanos seamos tratados en forma digna y tengamos la oportunidad de reclamar un pedazo de mundo que a todos y todas nos pertenece y tenemos derecho. La lucha por la defensa de nuestro territorio no se puede estipular en unas mesas de trabajo con fines presupuestales sin escuchar las propuestas y exigencias de los pobladores, teniendo en cuenta que los compromisos entre instituciones solo aseguran su futuro vicioso al asistencialismo.

DECLARAMOS

1. Nuestra convicción a favor de la búsqueda de una salida política al conflicto Social y Armado.

2. Nuestro rechazo a toda forma de violencia para superar la injusticia social, y exclusiones de la sociedad Colombiana.

3. Exigimos participación amplia de la comunidad en los procesos de búsqueda de la paz con justicia social. Por lo tanto rechazamos la actitud de los gobernantes al desconocer la lucha popular y realizar encuentros a espaldas de nuestro pueblo.

4. Nuestro reclamo que cese todo acto de guerra en contra de la población civil.

5. Exigimos la muerte política y cárcel para los corruptos, siendo éste el mayor generador de violencia en el Putumayo y en Colombia.

6. Exigimos la detención del exterminio genocida de la flora, la fauna y la raza humana, como producto de las fumigaciones sentenciadas para nuestro territorio y la incrementación petrolera que afecta el derecho a un ambiente sano.

7. Exigimos cumplimiento de diferentes acuerdos firmados con nuestro pueblo entre ellos el acta de acuerdo de Orito firmada con sangre de nuestros campesinos y campesinas.

8. Se nos garantice los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, a la libre expresion, el derecho a la protesta, a la honra y reputación de los dirigentes sociales del putumayo.

9. El inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional Humanitario ha formulado la comisión de derechos humanos de las Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales.

RECHAZAMOS

1. La actitud del gobierno departamental, gobiernos municipales y gobierno nacional y entes descentralizados frente al desconocimiento de los acuerdos firmados con las organizaciones sociales del Putumayo en el encuentro de ministros a realizarse el lunes 4 de agosto de 2014, evento que ha contado con total hermetismo por parte del gobierno en su conjunto. Rechazamos esta clase de eventos a espaldas del pueblo.

2. La ampliación de las licencia ambientales y concesiones en trámite.

3. La reanudación de la erradicación manual forzada y la fumigación indiscriminada sin garantías en soluciones reales y sustentables de todos quienes habitamos el putumayo.

4. La presencia militar en las comunidades y caseríos poblados ya que se coloca en riesgo la integridad física, sicológica de los habitantes, y además con estas prácticas se viola el derecho internacional humanitario.

5. La incapacidad que tienen nuestros gobernantes de hacer propuestas y utilicen las nuestras pretendiendo ser los gestores de algo que nunca han luchado.

6. Que frente a la creciente lucha popular por la defensa del territorio, el gobierno de derecha de santos aplique una mayor represión, atentando contra las vidas de campesinos por el solo hecho de exigir el respeto a sus derechos fundamentales.

7. El amarre laboral con empresas, que han venido laborando por mucho tiempo en la región, las cuales prestan servicios, pero la inversión de sus dueños se hace en otras partes del país minimizando el fortalecimiento económico del pueblo putumayense y que además se apoyan de personal de fuera del departamento, asumiendo que dentro de él no hay personal con talento e idóneo y con buena disposición laboral, lo que consideramos una vil mentira y un atropello contra los habitantes de nuestra región, que se conforma de gente trabajadora, honesta y buena.

8. El exterminio genocida del medio ambiente al cual han sometido a nuestro departamento fuerzas oscuras armadas.

9. Exigimos a las entidades gubernamentales nacionales, departamentales y locales una verdadera inversión social y paz laboral que garantice el cumplimiento de las necesidades planteadas por los putumayenses a través de su historia; evitando tanto protocolo dando así muestra de verdadera voluntad en el cumplimiento estatal que le corresponde.

10. Exigimos el cumplimiento de la responsabilidad social empresarial a la que la obliga la ley a la empresa petrolera en el departamento.

11. Exigimos la descontaminación real de las zonas hasta el momento afectado, se haga un verdadero estudio y derogación de las concepciones otorgadas hasta el momento y se garantice la inversión en el departamento del putumayo.

12. Exigimos cese bilateral al fuego como gesto real de paz.

INVITAMOS

1. A parar esta guerra que nos envilece y destruye. ¡por qué no sentarnos a volver a diseñar un país en el que todos quepamos y podamos decir lo que pensamos, soñar nuestros sueños, no cambiar nuestros sueños por una pesadilla: que nadie nos divida más, por el contrario, mano contra mano defendamos la ternura y el derecho total a la alegría!

2. Al fortalecimiento de las organizaciones sociales para defender la vida y dignidad de los putumayenses.

3. Al gobierno nacional a que hablemos de paz, dando cumplimiento a los acuerdos firmados con las organizaciones sociales sindicales y afines del Putumayo.

4. Al gobernador y a los alcaldes, que no sientan celos politiqueros, que nos sentemos y hablemos un solo idioma, sin utilizarnos ni unos ni otros, solamente por el desarrollo y la prosperidad del Putumayo.

5. A todos los funcionarios del Estado a cumplir a cabalidad sus funciones en servicio del pueblo y no en beneficio de las petroleras ya que son estas las que se lucran con la explotación de nuestros bienes naturales y en su paso generan destrucción del territorio; de igual manera hacemos un llamado de justicia al pueblo putumayense en general a defender nuestra vida, nuestro territorio y nuestra patria.

6. Por los incumplimientos sistemáticos a los compromisos nos vemos en la obligación de hacer uso al derecho a la protesta social pacífica.

PROPONEMOS

Un diálogo directo de cara con las organizaciones sociales, con el gobierno nacional en cabeza de Juan Manuel Santos lo más pronto posible.

Tenemos Certeza que Quedaron Semillas Sembradas …como en el desierto florido