Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Hay menos langosta y caracol
Se reduce la pesca en San Andrés
La ausencia de recurso pesquero estaría relacionada con el incremento de pescadores, el deterioro de los arrecifes e, incluso, el fallo de La Haya que en 2012 le entregó a Nicaragua más de 75 mil kilómetros cuadrados que antes eran de Colombia.
Agencia de noticias UN / Sábado 29 de noviembre de 2014
 
JPEG - 51.3 KB
El número de pescadores ha aumentado por falta de empleo. / Unimedios

Investigadores de la Universidad Nacional, sede Caribe, revelaron una fuerte disminución de la pesca artesanal al sur de San Andrés.

Al construir un perfil de esta actividad económica encontraron que la ausencia de recurso pesquero estaría relacionada con el incremento de pescadores, el deterioro de los arrecifes e, incluso, el fallo de La Haya que en 2012 le entregó a Nicaragua más de 75 mil kilómetros cuadrados que antes eran de Colombia.

En el sector sur, comprendido por la isla de San Andrés, los cayos Bolívar y Albuquerque y el meridiano 82, se advierte una disminución considerable de langosta y caracol, así como de la pesquería multiespecífica, que reúne más de 90 especies de pesca potencial, entre ellas pargo, mero y atún.

Adriana Santos, profesora asociada de la Sede Caribe de la Unal y directora del Jardín Botánico de San Andrés, explicó que existen varios factores que desequilibran el ecosistema y producen la disminución. “Entre ellas se encuentran la sobrepesca, el aumento de pescadores, la migración del recurso por cambios en las condiciones ambientales y el deterioro de los arrecifes por aumento de algas, debido a la pesca de herbívoros que las controlan”, aseguró la experta.

Sobre el incremento de pescadores, la profesora Santos precisó que el análisis muestra una problemática relacionada con el aumento constante del precio del combustible y la falta de recursos para conseguirlo, así que quienes antes se dedicaban al trasporte de personas e insumos se han visto obligados a dedicarse a la pesca, dada la imposibilidad de salir a áreas lejanas.

Por otra parte, un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) muestra una disminución del 35% en la pesquería del Caribe en la última década.

Según expertos, la disminución del recursos también podría estar relacionada con grandes desastres ambientales provocados por los humanos, como el incontrolado derrame de petróleo de 2010 en el golfo de México, protagonizado por la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, que disminuyó la pesca en cien mil toneladas y afectó todo el complejo ecosistémico del mar Caribe.