Corporación Caguán Vive
:: Caquetá, Meta y Guaviare Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Oposición a la minería en el Caguán
Preocupación por amenazas a líderes campesinos
Andrés Arias / Jueves 4 de diciembre de 2014
 
JPEG - 41.9 KB
Herson Lugo, Presidente de la Corporación Caguán Vive.

A través de un comunicado la Unión de Organizaciones Campesinas, Indígenas, Ambientales, Agrarias y Gremiales de San Vicente del Caguán (Unios) denunció la persecución en contra de aquellos que se oponen a los estudios de sísmica.

La agremiación sostuvo que: “Ante las acciones de intimidación llevadas a cabo por autonombrados líderes sociales que están al servicio de las empresas multinacionales de explotación petrolera, que en este momento atentan contra nuestra permanencia en el territorio, expresamos que seguimos manteniendo nuestra oposición al proceso de realización de la sísmica del Bloque Nogal-Manzano de la cuenca Caguán-Putumayo”, ya que, según los labriegos, estos procesos de exploración atentan contra el medio ambiente y el recurso hídrico de la región.

Preocupación

En ese mismo sentido, Herson Lugo, presidente de la Corporación para la defensa de los derechos humanos Caguán Vive, siente una grave preocupación por la coyuntura de inseguridad que se ha generado en la localidad, ya que las personas que vienen haciendo oposición a los estudios sísmicos que adelanta la empresa Petroseismic, contratista de la multinacional Emerald Energy, han sido hostigados de alguna manera.

“Varios dirigentes que se encontraban socializando sobre las problemática y el impacto de la locomotora minera en la región fueron fotografiados por funcionarios de dicha petrolera, lo que sin duda alguna llena de preocupación a los campesinos, teniendo en cuenta que además vienen siendo víctimas de constantes amenazas por vía telefónica, donde se les quiere obligar a través de estas presiones a firmar los permisos de intervención”.

Apoyo a campesinos

El mandatario de la localidad, Domingo Emilio Pérez, anunció que desde su administración “hay un respaldo total a las iniciativas que en el ejercicio de la autonomía y la libertad vienen adelantando las juntas de acción comunal, las organizaciones y los campesinos de resistencia a la sísmica, porque ellos consideran, y comparto plenamente esta tesis, que la intervención de este modelo va a traer una hecatombe agroecológica para el territorio, pero a nosotros nos preocupan mucho las constantes amenazas en contra de los dirigentes del sector por parte de agentes oscuros que se ven afectados económicamente por esta resistencia y defensa campesina”.

Por otro lado el funcionario expresó su inquietud por lo que él llamó “la actitud y el silencio de la empresa multinacional”, y aseguró que esta empresa debe pronunciarse formalmente rechazando estas acciones de intimidación, y recordó que la historia petrolera en Colombia ha demostrado tener vínculos con actores criminales que han segado la vida de muchos líderes que se han negado a las dinámicas petroleras en el territorio e hizo un llamado a las autoridades a proteger la vida de la comunidad que se niega a abandonar sus raíces para abrir los horizontes del deterioro ambiental. Soluciones inmediatas

El mandatario y el defensor de derechos humanos coincidieron en la necesidad de acompañamiento de las autoridades del alto gobierno, además de la comunidad internacional, pues el tiempo de socialización y estudio con el que contaba dicha empresa está a punto de terminar, eventualidad que incrementa el riesgo para la vida de los dirigentes, y anunciaron la realización de todas las acciones de denuncia pública necesaria para mitigar posibles crímenes, que además serán apoyadas desde la institucionalidad local.