Sindicato de Trabajadores Agrarios del Sumapaz
:: Distrito Capital, Colombia ::
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El Ejército reprime a los campesinos en el Sumapaz
Federación Sindical Mundial Colombia estuvo en asamblea de Sintrapaz.
Federación Sindical Mundial / Jueves 12 de marzo de 2015
 

El pasado sábado 7 de marzo el Sindicato de Trabajadores Agrícolas de Sumapaz -Sintrapaz- realizó su asamblea general ordinaria con presencia de delegados de organizaciones hermanas tanto nacionales como internacionales.

La Federación Sindical Mundial Colombia se hizo presente con una delegación de tres compañeros. Igualmente participó una delegación de dos compañeros y una compañera del programa Asturias, de España, una organización dedicada a la defensa de los trabajadores del campo y la preservación del medio ambiente y recursos naturales.

En el informe rendido por su junta directiva se destacó la referencia a las efemérides del nacimiento del líder campesino Juan de la Cruz Varela que se celebró con una concentración en el municipio de Cabrera, departamento de Cundinamarca, el día 27 de enero de 2015.

Evento al que asistieron algunos dirigentes de izquierda como Iván Cepeda, senador de la república; Carlos Lozano, director del periódico Voz; y Jaime Caycedo, secretario general del Partido Comunista Colombiano.

En la misma asamblea varios compañeros denunciaron el acoso y represión de que están siendo víctimas por parte de las fuerzas militares acantonadas en la región.

Manifiestan los compañeros que el ejército los persigue y amedrenta con la finalidad de obligarlos a vender sus tierras y obviamente con precios irrisorios, pues siendo el páramo de Sumapaz una región rica en recursos hídricos y con un medio ambiente esplendoroso, ha despertado el apetito de la transnacional Egemsa, empresa chilena dueña de Codensa, de apropiarse de estas riquezas, lo cual evidentemente destruiría el medio ambiente e iría en detrimento de las fuente de agua que esa región provee a una buena parte de la ciudad de Bogotá y pueblos aledaños al sur de la capital.

Un grave hecho denunciado fue el de la muerte de un niño de 11 años, miembro de una familia humilde, que como consecuencia de un bombardeo que el ejército realizó en la región en la última semana del mes de febrero, sufrió un infarto mortal.

Las exequias del menor se realizaron el día 1º de marzo en la parroquia de la población de Usme a donde toda la comunidad se trasladó para acompañar a la familia en las honras fúnebres no quedando nadie en las veredas, situación aprovechada por los soldados para robarles un cerdo, que era todo el capital que tenían.

Igualmente fue denunciada la violación de que fue víctima una maestra de la escuela de San Antonio, institución docente perteneciente a la vereda del mismo nombre, por parte de un sargento retirado y aunque la comunidad presentó denuncia de estos hechos ante las autoridades competentes, hasta la fecha, manifestaron los expositores, no se conocen resultados de las respectivas investigaciones.

El gobierno de Santos, mientras en las negociaciones de La Habana habla de paz, en Colombia compra armamento para incrementar la guerra y bombardear las regiones campesinas.

FSM Colombia repudia estas acciones militares en contra del sector campesino que violan los derechos humanos y llama a todas las fuerzas sociales del país a aunar fuerzas para defender la riqueza natural del páramo de Sumapaz que es una de las más ricas del mundo.

Riqueza que le pertenece es al pueblo colombiano y que bajo la denominada “locomotora minero-energética” Juan Manuel Santos lo que busca es entregar nuestros recursos naturales (entre ellos el agua) por mandato de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) a los grandes capitales nacionales y extranjeros.