Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Campesinos de los llanos orientales exigen suspender apoyo a brigadas militares
Hernán Durango / Viernes 14 de noviembre de 2008
 

Decenas de familias de víctimas de los "falsos positivos" y del terrorismo de Estado que agencian las tropas del ejército en los llanos orientales de Colombia, protestaron este jueves 13 de noviembre frente a la Fiscalía General de la Nación en Bogotá.

Según informó Héctor Torres, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Bajo Ariari, una de las principales peticiones tiene que ver con la exigencia a las autoridades norteamericanas para que no le aprueben más ayuda a las brigadas acantonadas en la región por los atropellos contra los pobladores y violaciones a los derechos humanos.

Torres comunicó que en documento entregado al embajador William Brownfield, "le pedimos que suspenda la ayuda económica y militar a la Cuarta División del Ejército con sede en Villavicencio. Esta medida sí es eficaz contra las ejecuciones extrajudiciales en Colombia. Necesitamos que se les suspenda toda ayuda y le exigimos al presidente (Álvaro Uribe) que destituya al general Guillermo Quiñónez, comandante de esa división", enfatizó.

JPEG - 25.2 KB
Foto: Hernán Durango

En comunicado difundido por los manifestantes que exigían celeridad en las investigaciones por las muertes de más de cincuenta habitantes a manos de hombres del ejército en los "falsos positivos", denuncian que han sufrido por las muertes bajo esta modalidad de los falsos positivos de las Brigadas Móviles 12, 3, 4, Batallón 21 Vargas, Batallón Joaquín Paris, Fuerza de Tarea Omega y Fuerza de Despliegue Rápido (Fudra) con jurisdicción en los municipios de Vista Hermosa, Puerto Rico, La Macarena, Puerto Concordia en el departamento del Meta y San José del Guaviare, departamento del Guaviare; adscritas a la IV División del Ejército de la Patria, al mando del General Guillermo Quiñónez.

La manifestación tenía por objeto exigir verdad y justicia con carteles y fotografías de sus seres queridos. "No somos guerrilleros, no representamos a la guerrilla ni a ningún grupo armado legal e ilegal, nadie nos representa, sólo nos mueve el dolor, la rabia y la burla de los criminales que disfrutan de sus premios a costa de la tragedia de nuestras familias", enfatizan.

Exigieron al Fiscal Mario Iguarán, que se haga justicia con sus seres queridos y que los responsables sean llevados a cárceles comunes, como lo que son, criminales. Ya es hora que se pase de las "investigaciones exhaustivas" a los resultados concretos.

Al presidente Alvaro Uribe Vélez, le exigen que de manera inmediata llame a calificar servicios al comandante de la IV División del Ejército y a todos los militares que están implicados en estos horrendos crímenes.

"Señor Presidente electo y señores congresistas de los Estados Unidos de Norte América, les solicitamos que se suspenda de manera inmediata la ayuda económica, logística y militar a la Cuarta División del Ejército con sede en Villavicencio – Meta" dice el comunicado de la Comisión de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del sector del Bajo Ariari.