Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Gerardo González, una vida dedicada a los excluidos
Falleció un revolucionario a toda prueba
Semanario Voz / Viernes 6 de noviembre de 2015
 

Gerardo González nació en Pasca el 10 de octubre de 1930 y murió el 25 del mismo mes en 2015. Vivió su vida dedicada a la lucha contra la exclusión de los campesinos y contra los latifundistas colombianos, causantes de la injusticia y la miseria reinante en el campo. Al contrario del oportunismo y cobardía de quienes se portan bien o simulan tal comportamiento, buscando recompensas en la otra vida; la honestidad, la valentía de sus acciones estaban fundamentadas en su acervo ideológico marxista-leninista que lo convirtió en un decidido revolucionario indoblegable, valiente.

Toda su vida la dedicó a organizar al campesinado colombiano, desde su ingreso al Partido Comunista en 1952, combatiendo con las armas o fundando sindicatos, según hubiera represión militar o condiciones de relativa paz. Las poblaciones del Páramo de Sumapaz, y sus alrededores fundaron organizaciones sindicales por el trabajo de Gerardo González. Él participó en todas las organizaciones campesinas fundadas desde la segunda mitad del siglo XX, en 1972 fue elegido presidente de la Asociación de Usuarios Campesinos de Cundinamarca, ANUCC. Fue cofundador y presidente de Sintrainagro en el año 1976, cargo desde el cual impulsó la consolidación de la organización y combatividad del campesinado. Participó también en la creación de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, donde asumió el cargo de secretario agrario. A partir de 1987 fue elegido presidente de Fensuagro y desde allí gestionó la creación del Centro de Formación y Capacitación de Fensuagro en Viotá, que ha devenido una institución de educación del campesinado latinoamericano.

En su condición de comunista siempre realizó sus tareas con gran valentía y decisión, cuando el dictador Gustavo Rojas Pinilla declaró a Sumapaz y el oriente del Tolima “zona de operaciones militares”, Gerardo González, “Anzola,” al lado de Juan de la Cruz Varela, pasan a la lucha armada y logran defender la vida de mujeres y niños y las propiedades de campesinos de la región. Caída la dictadura, el gobierno del Frente Nacional buscó negociar con la guerrilla comunista y Gerardo González, “Anzola” y Juan de la Cruz Varela, dialogan con el comisionado del gobierno, José María Villareal, después de lo cual los campesinos vivieron un período de relativa paz gracias a la orientación y valentía con que los comunistas como Gerardo González supieron actuar en la lucha armada y en la lucha política civil. La dirección del Partido Comunista y del semanario VOZ expresan condolencias a sus familiares.