Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Muere prisionero de guerra en Pereira
Agencia Prensa Rural / Sábado 6 de febrero de 2016
 

John Jairo Moreno Hernández llevaba un año detenido en la cárcel La 40 de Pereira. Hacía una semana estaba en prisión domiciliaria. Ayer murió en el hospital San Jorge, en la misma ciudad, después de no recibir tratamiento de una enfermedad hepática que sufría desde 2013.

“Tenía un dolor de estómago del que se quejaba desde septiembre, en octubre ordenó unos exámenes, no se los hicieron, y en noviembre se agravó. Lo hospitalizaron dos días y lo volvieron a llevar a la cárcel”, dice un abogado que conoce el caso.

La Fundación Solidaridad y Defensa con la Población Carcelaria de Colombia, en un comunicado ante esta situación, dice que “la EPS Caprecom, encargada de sus cuidados, no brindó la atención especializada que su caso requería y por el contrario dilataron los procedimientos médicos”. Estando en la cárcel tampoco recibió atención médica.

Desde hace una semana tenía prisión domiciliaria y fue negado su indulto, que venía exigiendo las FARC junto con la de unos 80 prisioneros que están en grave estado de salud.

En un comunicado emitido por misma guerrilla en redes sociales, se informó que “el domingo pasado los presos políticos se encontraban en una huelga de hambre desde mediados de enero para exigirle al gobierno y al Instituto Nacional Penitenciario (Inpec) cumplir con la creación de brigadas de salud para mejorar las condiciones de los reclusos más afectados”.

Esta cárcel viene presentando, entre otras cosas, problemas de hacinamiento desde el 2014.

En Cartago iban a ser las exequias de John Jairo, porque allí recibió una afiliación a la funeraria. Sin embargo llevaba menos de un mes allí y solo le cubre la mitad del sepelio, y la familia deberá asumir lo faltante. Desde ayer mismo defensores de derechos humanos están tratando de ubicar a la familia que reside en Urrao, Antioquia.

Según Solidaridad y Defensa, “el lugar de las exequias no se ha definido, fundamentalmente por las dilaciones de Fiscalía y Medicina Legal para entregar el cuerpo”.