Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La Comunicación Indígena en Naciones Unidas y en Euskal Herria
Encuentros y jornadas, Latinoamérica, Pueblos Indígenas, Región
José Aramayo Cruz / Lunes 23 de mayo de 2016
 

El título de este texto pudiera parecer pretencioso pero se explica a continuación para que se entienda que responde a la realidad del amplio trabajo que se desarrolla por estos días en diferentes partes del mundo desde la comunicación indígena, y no como un afán de protagonismo desde Euskal Herria en este lado del mar.

En los últimos días Mugarik Gabe está desarrollando una amplia campaña (Komunikatuz eraldatu. Los pueblos duelos de su comunicación / Herriak euren komunikazioaren jabe) en Euskal Herria. La misma se realiza junto con medios que trabajan en este campo desde lo local y de forma muy diversa desde la prensa escrita, hasta la radio, pasando por la televisión y las redes sociales. También están presentes representantes indígenas comunicadores de Argentina, Bolivia y México, todos ellos hacen parte de Clacpi (Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas). Hablando de estas jornadas se quiere mostrar cómo los pueblos indígenas de América Latina han creado medios de comunicación para defender sus derechos individuales y colectivos y fortalecer sus identidades como tales; pero también para construir una comunicación propia, diferente a la dominante. Se pretende también unir estos procesos con aquellos otros con objetivos parecidos, que desarrollan diferentes actores sociales en el ámbito de la comunicación alternativa, social y desde medios de comunicación locales de diferentes puntos de Euskal Herria.

En paralelo, y coincidiendo en fechas, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, se desarrollan las sesiones del Foro Permanente de la ONU para Cuestiones Indígenas que reúne en ese espacio a organizaciones de todo el mundo. Y precisamente, el miércoles 18 de mayo, mientras se desarrollaban acciones de la campaña en varias poblaciones vascas, otra representación de Clacpi realizaba en este marco internacional dos acciones relacionadas y que, también desde Mugarik Gabe, se habían ayudado a gestionar y coordinar. Concretamente se presentaba la III Cumbre Continental de Comunicación Indígena que se realizará en el mes de noviembre de este mismo año en Bolivia. Así se hizo una presentación a las organizaciones presentes en el Foro Permanente y también en una reunión específica con la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Por eso mismo se señalaba que, en paralelo, la comunicación indígena da pasos a ambos lados del Océano Atlántico, no sólo por la coincidencia temporal, sino también porque los actores sociales coinciden en ambos procesos. Y todo ello supone nuevos y firmes pasos en el desarrollo de la comunicación indígena, social y alternativa como herramientas estratégicas de los diferentes procesos políticos y sociales. Especialmente cuando se viven tiempos en los que el discurso se homogeniza y se hace único y en ello tienen especial relevancia los medios de comunicación masivos. En las últimas semanas al escuchar, leer o ver las noticias, que se diseñan y “fabrican” sobre lo que acontece en América Latina; nos enteramos sobre los procesos de transformación que han dominado la escena del continente en los últimos años y que hoy soportan los ataques de todo tipo desde las derechas oligárquicas para retomar el poder en diferentes países como Brasil, Argentina o Venezuela. Y vemos el papel protagonista de esos medios masivos de comunicación que, mayoritariamente, hoy forman parte activa en estos ataques y se alían a esas oligarquías e intereses de los viejos poderes económicos.

Así se puede reafirmar, junto con las organizaciones indígenas, la importancia de que la comunicación indígena, social y alternativa siga dando pasos en su construcción al servicio de los procesos de estos pueblos y de las necesarias transformaciones políticas, sociales y económicas para construir también sociedades más justas, equitativas y con verdadera justicia social.

Fuente: Agencia Plurinacional de Comunicación