Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Campesinos de Córdoba se oponen a reubicación de Zona Veredal Transitoria de Normalización
Carta de Asodecas al gobernador de Córdoba
 

Aun cuando los colombianos y la comunidad internacional han presenciado la firma en dos ocasiones de los acuerdos entre el presidente de Colombia Juan Manuel Santos y las FARC–EP en cabeza del comandante en jefe Timoleón Jiménez, acuerdos que se dieron con el acompañamiento de los países garantes y acompañantes, con la veeduría de los EE UU con un representante en la mesa de conversación, con la bendición del papa Francisco, con el clamor de un mundo por la paz, teniendo en cuenta todos los trámites conocidos por la Corte Constitucional, en el Congreso y la Cámara de Representante, y el traslado de los insurgentes a los Puntos de Preagrupamiento P.P; y cuando ha sido el departamento de Córdoba uno de los más afectados en Colombia a causa del conflicto interno, donde la miseria galopa en mulo cerrero y donde todas las atrocidades se han alimentado desde siempre; los campesinos a la expectativa avalan con optimismo que su departamento se hubiese tenido en cuenta para la instalación de un Campamento Transitorio y de Normalización en la vereda Gallo del municipio de Tierralta.

El entusiasmo del campesinado parte de la firme visión de que su territorio pueda convertirse en un proyecto piloto para la implementación de los acuerdos. Es por todo lo anterior que rechazamos de manera energética la solicitud hecha por la gobernación de Córdoba en cabeza del señor Edwin José Besaile Fayad y el secretario de interior y participación ciudadana en Córdoba, el señor Juan José Gonzales, ya que creemos que esa solicitud cambiaría todas las reglas de juego, contrariando lo que ya es un acuerdo. Estos se basan en inconvenientes que, al parecer del campesino cordobés víctima, son pequeños ante lo que representa mantener Gallo como zona escogida, una de ellas es la “lejanía” para la a adecuación logística, afirmación un poco carente de sentido ya que la distancia del puerto de Frasquillo a Gallo son 40 minutos vía fluvial. Creemos que con declaraciones como estas tal vez se quiera confundir o evitar que se levanten las ampollas olvidadas por el Estado pero que aún tienen dolientes en el alto Sinú, como lo es el caso del embalse de Urrá I y las condiciones en las que viven los campesinos del sector.

Deben destacarse las zonas pactadas entre las partes, por ser territorios que aporten a la transformación social, económica y cultural de las comunidades que han sufrido el flagelo de la guerra. Es ahí donde Gallo representa el sueño de una región que ha estado olvidada por el estado, pero que ve en la implementación de lo acordado una luz que posiblemente pueda ayudar a sus problemas.

Señor Gobernador y Secretario del interior y participación ciudadana de Córdoba: no confundan más, ni le creen mareas a los sueños de un pueblo que quiere la paz estable y duradera, planteada por la comunidad nacional y rectificada por el presidente Juan Manuel Santos y las FARC – EP. Se debe entender que somos un pueblo con la necesidad urgente de cambio. En ese sentido estamos a la expectativa y dispuestos a movilizarnos en las calles a fin de mantener nuestro departamento como anfitrión de la implementación.