Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

ResistenciArte
Desde el encierro se resiste usando el arte
David Rabelo Crespo / Martes 7 de febrero de 2017
 

El ser humano tiene la virtud de convertir en arte su capacidad de resistir. Los embates y agresiones del que es objeto hacen que se las ingenie y transforme ese sufrimiento en una creatividad permanente.

La resistencia al sometimiento, a la ignominia, a la injusticia y a la explotación, que imponen quienes detentan el poder, hace que la población además de crear toda su capacidad de resistencia, al mismo tiempo le aflore ese numen humano y éste se transforme en arte.

El arte de resistir lleva implícito la capacidad de construir. Reconstruir el pasado para vivir el presente y edificar el futuro. La resistencia y el arte se asocian convirtiéndose en un mecanismo de defensa que el ser humano utiliza para lograr sobrevivir, manteniendo incólume la dignidad y la entereza, logrando avanzar, venciendo obstáculos y superando afrentas.

El arte y la resistencia deben tener una interrelación permanente, ambos se nutren con la savia de la creatividad, para ello hay que inyectarle imaginación y curiosidad. Cuando eres sometido al límite o cuando la crisis se profundiza, poniendo entre dicho tu integridad personal, debes afrontar esa situación de vivir en el filo de la navaja; es una prueba de fuego que te exige no desfallecer, por duro que sea el momento no te puedes amilanar. La introspección que hagas a lo profundo de tu ser, te mostrará la necesidad de resistir.

Desde luego que resistir a tanta crueldad, a tanto dolor, a tanto sufrimiento y a tantas injusticias no es fácil, pero lo difícil hay que convertirlo en fácil. Para ello es menester retomar las palabras del gobernante y filosofo Romano Marco Aurelio en su obra “Meditaciones de inteligencia emocional”, quien escribió: “No asumas que es imposible únicamente porque sea complicado. Reconoce que es humanamente posible y entonces actúa”.

Hay que actuar, porque esa acción organizada y metódica, permite encontrarte consigo mismo y con quienes te rodean. Es cuando resistencia y arte, o ResistenciArte, se unen formando un bloque sólido. Tu resistencia avanza a través de las diferentes manifestaciones artísticas. Ese dúo ResistenciArte, se convierte en un instrumento que te fortalece integralmente, logrando que la creatividad sea la vía por donde transites superando las afujías que te impone el hecho de sobrevivir en medio de la tempestad de la persecución.

Precisamente, he vivido y sobrevivido en medio de la tormenta de persecuciones. Esa tormenta que utilizaron para asesinarme físicamente, ese riesgo y peligro que representa ser defensor de derechos humanos en Colombia. Gracias a una adecuada resistencia he salido incólume a esa tempestad que se convirtió en avalanchas de atentados para quitarme la vida y silenciarme. Luego vino quizás la más dura: me pusieron en la picota pública acusándome de un delito que no cometí, pretendieron matarme en vida, sepultándome en ese cementerio de seres que es la cárcel.

Cuando llegas a la cárcel tienes sentimientos de indefensión, tristeza y desesperanza. El gran reto radica en continuar de forma permanente con esos sentimientos negativos o por el contrario, regulas tus fuerzas y conviertes la cárcel en un escenario donde le das continuidad a la loable labor que realizabas afuera. Yo opté por la segunda opción: darle continuidad a mi tarea como defensor de derechos humanos y un mes después de estar en este encierro fui elegido representante de los internos al comité de derechos humanos de la cárcel Picota de Bogotá.

La resistencia a la injusticia del encierro cogió forma, pero el arte a través de la literatura, los poemas, cuentos, denuncias y ensayos, fueron otra expresión de la resistencia ante tantas injusticias.

La fortaleza en mis convicciones y la creatividad han sido mis aliadas en estas difíciles circunstancias, prueba de ello es que declaré como testigo contra alias "el panadero" por todas las mentiras que dijo en el proceso contra David Ravelo y Arístides Andrade. Allí, en el juzgado noveno penal del circuito de Bucaramanga, donde se juzga "al panadero" por fraude procesal en concurso con falso testimonio, se determinó que tanto Arístides Andrade como David Ravelo somos víctimas de las mentiras de este criminal confeso. De acusados pasamos a ser acusadores contra este monstruo.

La experiencia me ha enseñado que hay que resistir y perseverar contra las injusticias y mantener la dignidad ante la adversidad, para ello es necesario diversificar la forma de resistir y utilizar el arte para canalizar la creatividad del ser humano.

Resistencia y arte, o ResistenciArte, es la lección que nos enseña que utilizando el pensamiento crítico logramos que la imaginación y la acción se conjuguen para que surja la creatividad y se fortalezca esa capacidad de resistir que tenemos los seres humanos; lo importante es saberla canalizar poniendo en práctica la ResistenciArte.