Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Prensa Rural, 14 años de trabajo en la comunicación popular colombiana
Hernán Durango / Sábado 22 de julio de 2017
 

La Agencia Prensa Rural cumple por estos días catorce años de trabajo comunicacional ininterrumpidos al servicio de las organizaciones campesinas y populares de Colombia. Durante su trasegar ha brindado importantes aportes en materia de prensa, televisión, radio y en la tarea formativa de nuevos periodistas y comunicadores alternativos para informar desde el seno de la lucha de los trabajadores del campo y de la ciudad.

René Alberto Ayala Barrera es el director de la Agencia Prensa Rural. A su alrededor cuenta con un selecto equipo de colaboradores que sin la cantidad de recursos logísticos y financieros llevan a la ciudadanía las informaciones que se generan en la organizaciones y sus batallas por una auténtica reforma integral agraria. Al mismo tiempo la agencia se pone al servicio de la causa de la paz con justicia social, comunicando ampliamente sobre los avances en la implementación del Acuerdo de Paz, firmado entre las FARC y el Gobierno Nacional y las dificultades y tropiezos que surgen, especialmente por los incumplimientos de la parte oficial como el caso de la lenta liberación de los prisioneros políticos.

“La Agencia Prensa Rural nació en el 2003 a partir de la iniciativa de César Jerez y otros activistas, que emprendimos la marcha para convertirnos de a poco en comunicadores populares. Gracias al compromiso y el apoyo de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra y otras organizaciones agrarias, hemos logrado sostenernos y mantener cada día la antorcha encendida desde entonces”, señala un informe sobre el aniversario en la página Web de la agencia.

Y Agrega que “eran los años oscuros del llamado embrujo autoritario personificado en Álvaro Uribe Vélez, verdadero mesías de la más rancia oligarquía y los sectores mafiosos temerosos a los cambios propuestos por la insurgencia en los diálogos del Caguán”.

La Agencia Prensa Rural surge para derrotar el silencio y bloqueo informativo ordenando por los monopolios de la comunicación en Colombia.

Ordenaron el silencio absoluto de los voceros de la guerrilla y de las organizaciones sociales que se manifestaban en masivas audiencias públicas, difundieron montajes como el del collar bomba, amplificaron las hazañas antisubversivas del paramilitarismo y finalmente cerraron filas alrededor del "Fujimori colombiano", como llamaban con admiración al señor del Ubérrimo. Así las cosas, no fueron sorpresas el fin abrupto de los diálogos ni el triunfo electoral del uribismo, indica el documento.

“En este ambiente de cerco informativo, que se sumaba al ya prolongado cerco militar y paramilitar que impedía la entrada de víveres y medicamentos a las regiones agrarias donde hacía presencia la insurgencia, era indispensable sacar información sobre las tropelías contra los derechos humanos, pero también de las luchas e iniciativas del movimiento campesino, y que el mundo supiera además qué intereses concretos sustentaban el terror paraestatal que asolaba la Patria”.

Este fue el propósito de la Agencia Prensa Rural, creada alrededor de un reducido grupo de voluntarios y que, a través de un sitio web ofrecido por solidarios periodistas daneses, fue abriendo una tronera en ese muro, generando un torrente de solidaridad con el movimiento agrario y sus luchas, así como la articulación de muchas otras organizaciones campesinas.

Por todo lo anterior, desde la dirección de la agencia agradecen la confianza y el acompañamiento de los colegas periodistas, las organizaciones sociales, los pueblos solidarios y las miles de personas jóvenes y adultas, hombres y mujeres, que en Colombia y en el mundo les siguen a diario y que les confirman que no han errado al optar por empuñar la poderosa arma que el Libertador llamó “la artillería del pensamiento”, la prensa popular.

Felicitaciones al compañero René Alberto Ayala Barrera, director, y al equipo de trabajo que le acompaña en esta labor de titanes por la verdad y en derecho a la libertad de información en Colombia.