Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Manos artesanas, legado nómada de Hernán Navarro
El fotógrafo colombiano devela la magia detrás de cada imagen capturada del arte popular de Latinoamérica. Su trayectoria
MDC Querétaro / Lunes 14 de agosto de 2017
 

El mundo donde el fotógrafo firmado como Hernan16mm ha sido catalogado en muchas y muy diversas circunstancias como una obra de gran sensibilidad, para que mediante un lente se logre perpetuar la diversidad cultural de América del Sur; cuya trayectoria comienza a forjarse en el año 2000, con el trabajo de la fotografía cinematográfica y publicitaria.

"Mi carrera no la iba a vivir en un estudio fotográfico, rodeado de luces, productos y quizá modelos; me daba cuenta que era más de campo, algo que estuviera muy cerca de la etnografía, antropología, sociología y de todo lo que está llena una vida más real", expresó el maestro de la lente.

Hernán Navarro Gallego se ha inspirado en la cultura latinoamericana; actualmente es especialista en arte popular.

Es así como Hernán Navarro marca su rumbo y recorre nueve países de Sudamérica, en donde encuentra los detalles de la orfebrería, cerámica y tejidos de zonas recónditas de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela; además de diversas regiones de México, un sueño que desde niño albergaba y se consolida en 2013.

"Lo más bonito que me llevé en esa ocasión fue un reportaje que trabajé, y muchas fotos que hice; y el día que me iba a venir el día que yo viajaba, fui a caminar por la calle de Madero, por el centro y había unos chicos regalando abrazos y me dijeron -Señor le queremos regalar un abrazo- y yo (sorprendido) -cómo así reglar un abrazo; entonces me abrazaron entre 10 personas y les dije -muchas gracias porque ya me voy para mi país- y me hicieron llorar de la emoción", recordó el artista.

Así, con esa sencillez de un trotamundos, que logra sorprenderse por una "abrazoterapia", el fotógrafo consolidó el proyecto de "Los Grandes Maestros de Arte Popular Iberoamericano", y ahora espera documentarse para generar una edición enfocada a los productos que elaboran los artesanos mexicanos.

"Es un trabajo que nos cuenta las historias de los caminos de los maestros del arte popular de Iberoamérica, que va desde México hasta Chile", agregó.

Sin embargo, dentro de la trayectoria de Navarro Gallego, surge un acontecimiento que marca su vida a través de su lente, y es que cuando daba cobertura a las diferentes exposiciones y ferias en Colombia, cuando fue recomendado para trabajar con la licenciada Cándida Fernández de Calderón, para colaborar con Fomento Cultural Banamex.

Manos y rostros

Para el año 2008 logró visitar a 26 maestros artesanos en Colombia. Algunos con el paso del tiempo recobraron gran importancia en materia cultural, mientras que otros han fallecido. Sin embargo tienen en común haber marcado un legado a través del tiempo gracias a las fotografías que consolidó en su momento el acercamiento con Hernán Navarro; fue ahí donde surge una pasión hacia esas manos y esos objetos elaborados con tanta dedicación.

"Empecé a enamorarme de sus manos, sobre todo eso, las manos que empuñan los pinceles, o que utilizan otras herramientas para poder trabajar la materia prima; eso fue causando en mí de verdad un gran impacto emocional y conceptual", puntualizó Navarro Gallego.

Sin embargo dentro de las reflexiones del fotógrafo, detalla que se trata de manos que llevan consigo una importante carga psicosocial, ya que actualmente el mundo mantiene una tendencia "virtual" o "digital", donde los procesos de fabricación pueden ser automatizados y que la industria de Oriente ha logrado reproducir los patrones de textiles americanos, como los que se elaboran en telares en México, Perú o Bolivia.

Al percibir la emoción del fotógrafo cuando revive las imágenes de los artesanos de América, es inevitable percibir el amor hacia su trabajo y hacia esos momentos esenciales dentro de su trayectoria y agregó: "Desde la forma de cómo agarrar un pincel, el cómo lo coge, el cómo lo aprieta, habla de la tenacidad del artesano, de su experiencia, de su finura y la filigrana con la que hace su arte".

En ese momento tan íntimo entre la lente del fotógrafo, se genera una armonía de formas y planos en las cuales participan las palmas y los dorsos, los dedos y las uñas a la par de diversas herramientas. Ahí es donde se oculta la descripción perpetua.

Una imagen que detalla de una manera particular la forma en que se trabajan sus productos, donde, con el paso de los años y el manejo de las materias primas surgen las callosidades, arrugas, golpes y marcas de historias, que a su vez se vuelven un sello perenne de la raíz cultural con la que los habitantes de estas regiones han crecido.

"Cuando empecé en este camino del arte popular, de viajar a conocer artesanos por diversos países, me di cuenta de que nosotros por ser americanos tenemos unas facciones muy parecidas, pero según el país en donde estés van cobrando vida cierta parte de las facciones, por ejemplo en el mundo del altiplano, Bolivia y Perú sobre todo son las facciones como de un rostro como de piedra, también por el mismo frío y vivir a más de mil metros", explicó el fotógrafo.

De esta manera, enamora y seduce a través de un lugar, personaje o historia, donde poco a poco la sensación logra penetrar en las fibras del espectador, seduciendo a partir de la vista y logrando realizar a través de una fotografía un viaje a un mundo oculto entre las tradiciones, usos y costumbres de los diversos pueblos.

De la mano, surge la observación a detalle sobre esas miradas latinas, las de la familia, las de aquellos desconocidos que detrás de una sonrisa comparten una semblanza etnográfica y define en un instante a los pueblos de América y su cultura para el mundo entero; aunado a esto la técnica de captura busca tener el foco en los ojos de dichos personajes y de esta manera generar una conexión entre el espectador y el retrato.

Nuevos enfoques

Para Hernán Navarro, la fotografía es esa gran pasión, y por supuesto un motor de vida.

Actualmente el fotógrafo cuenta con un archivo de más de 50 mil imágenes de diversas categorías, que ha recopilado en más de 11 países, y espera consolidar un proyecto para esta obra fotográfica como arte dentro de las categorías decorativa o editorial; también tiene proyectado la realización de un atlas especializado en fluentes de agua de los países de Sudamérica; además de un proyecto de alto impacto donde con ayuda de una red de fotógrafos se pueda impulsar el trabajo de los maestros artesanos en diversos puntos de América.

"Los invito para que apoyen a sus artesanos, a sus maestros de arte popular y enaltezcan la vida de estas personas, con pequeños homenajes simbólicos en vida; amigos, colegas y fotógrafos, en México, Colombia y en cualquier parte del mundo apoyémonos en nuestra cámara y vamos a buscar personas que trabajen de manera análoga y que hagan todavía las cosas con sus manos y que no dependan a toda hora de una herramienta digital y llevemos esto a la documentación, hagamos un testimonio de esto para que nos quede para las futuras generaciones", invitó el fotógrafo especializado en arte popular.

Recalcó que se trata de la labor del fotógrafo al visibilizar a estos personajes, y retomar la escancia de que lo sencillo a veces resulta ser lo más bello y es a través de este tipo de actividades donde se puede detallar mediante la observación que en una fotografía lo más simple es también lo más complejo; de tal manera que se vuelve en automático un tesoro cultural.

"Si es de nuestro gusto y admiración, ver a un anciano tejiendo o haciendo una vasija de barro, documentémoslo, publiquémoslo y sobre todo regalémosle esa foto, porque lo más probable es que esa persona a la que le estas tomando esa foto no tiene acceso a una cámara digital o no tiene acceso a una impresora y lo más probable es que ese regalo que tú le des lo vaya a guardar como un gran tesoro", agregó.

Navarro Gallego asegura que estará de nuevo en tierra azteca, donde planea visitar el estado de Querétaro. Sin embargo, y antes de finalizar la charla de su trayectoria, emitió un consejo para los amantes de la fotografía y jóvenes talentos de la lente, a quienes llamó a consolidar su técnica y el uso de todos los conceptos básicos, como profundidad de campo, iluminación, diafragma; primordialmente pulir esa relación entre hombre y cámara, para posteriormente buscar ese tema que los atrape y llame la atención; así como trabajar temas relevantes no sólo a nivel personal sino que sean trascendentes para la cultura que nos rodea.

"La observación es el primer paso del método científico y siempre le digo a mis alumnos: lo primero que el fotógrafo debe de aprender es a observar el medio que lo rodea y eso incluye el conocer al sol, por donde se mueve y si va para la derecha o la izquierda, qué temperatura de color te da, para que puedas escoger una hora precisa para que puedas tomar tu foto y que quede con un gusto muy específico y una fuerza que al mirarla te transmita algo como cualquier obra de arte", finalizó.

Desde hace ya 15 años se le puede identificar en plataformas digitales como Hernan16mm hernan16mm@gmail.com o a través de su portal de internet www.hernan16mm.com