Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Terrorismo de estado
Ileso en atentado en Cali Ómar Romero, dirigente sindical
La oportuna actuación del escolta fue fundamental para que el compañero saliera ileso. Uno de los sicarios fue impactado
Hernán Durango / Sábado 21 de octubre de 2017
 
JPEG - 43.7 KB
Ómar Romero Díaz, directivo sindical y político.

El presidente nacional de Sindicato de Trabajadores de Materiales para la Industria y la Construcción, la Madera y el Cemento (Sutimac), Otoniel Ramírez, denunció que en la ciudad de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, fue víctima de un atentado sicarial en horas de la noche del viernes 20 de octubre el dirigente sindical Ómar Romero Díaz, directivo de Sutimac en Yumbo e integrante de la dirección nacional y regional de la Unión Patriótica (UP) y del Partido Comunista Colombiano (PCC).

Otoniel Ramírez señaló en las redes sociales: “Buenas noches, compañeros. Hoy en la noche cuando se desplazaba a su casa fue víctima de un atentado el compañero Ómar Romero Díaz, dirigente de Sutimac Yumbo y de la dirección nacional y regional de la UP y del PCC. La oportuna actuación del escolta fue fundamental para que el compañero saliera ileso. Uno de los sicarios fue impactado”.

Ómar Romero, sindicalista del sector cementero y reconocido dirigente sindical de la CUT en el Valle del Cauca, se encuentra resguardado y bajo la protección de sus escoltas. No se tienen detalles sobre la suerte del sicario que fue impactado en la reacción valerosa del hombre de la seguridad de Romero.

Otoniel Ramírez repudió el atentado y reclamó a las autoridades que se investigue profundamente estos hechos para dar con los responsables.

Por su parte, Aída Avella Esquivel, presidenta nacional del partido UP reclamó al Gobierno nacional mayor acción para detener las acciones criminales contra los integrantes de la Unión Patriótica.

Aída Avella trinó en las redes sociales: “@JuanManSantos Exigimos que paren las agresiones contra los militantes y sobrevivientes de la @UP_Colombia, el PCC y el movimiento popular”.

Las centrales obreras en Colombia reclaman igualmente a las autoridades la desarticulación de los grupos de extrema derecha o paramilitares y advierten que muy a pesar que se ha avanzado en el fin del conflicto armado mediante el acuerdo de paz con la guerrilla, aún persisten las acciones criminales y el terrorismo del Estado contra los líderes sindicales y sociales, como lo ocurrido en Tumaco (Nariño), por lo que exigen el fin de tanta persecución contra los representantes de los trabajadores de la ciudad y del campo.