Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Paramilitares amenazan en el Bajo Cauca y el sur de Bolívar
Aheramigua / Miércoles 1ro de noviembre de 2017
 

La Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó, Aheramigua, denuncia públicamente las amenazas que paramilitares hacen a los transportadores de los municipios de Nechí, Antioquia y Montecristo, Bolívar, y al excombatiente de las FARC-EP en proceso de reincorporación, José Ardila Rueda, también en este municipio de Bolívar.

El 26 de julio de este año, en la vereda Las flores del municipio de Nechí, Antioquia, el comandante Yeison del bloque Sur Sur de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, reunió forzosamente a los mototaxistas de la región para informarles que José Ardila, conocido en la región como “Edgar Giménez”, era objetivo militar de la organización paramilitar y sería asesinado, además, que a partir de la fecha cualquier persona que lo transportara correría con su misma suerte.

El pasado lunes 23 de octubre, el mismo paramilitar reunió a los mototaxistas en la vereda El Real del municipio de Montecristo, Bolívar, para hacer la misma amenaza aduciendo que el guerrillero “Edgar Giménez” llegaría pronto a acabar con los cultivos de coca con el equipo de sustitución de la FARC.

Como organización defensora y promotora de los Derechos Humanos en la región, manifestamos el temor que los transportadores de ésta tienen frente a las acciones de los grupos paramilitares, así como la preocupación por la vida del señor Ardila, quien se encuentra en proceso de reincorporación.

Exigimos al Gobierno Nacional que proteja a la población y garantice de la efectividad de las garantías constitucionales de los habitantes de Nechí, Montecristo y toda la región, además de que desmantele los grupos paramilitares, a quienes también exigimos que dejen de vulnerar a la población civil. Por otro lado, exigimos que la fiscalía judicialice a los victimarios.

Finalmente llamamos a la comunidad nacional e internacional a que exijan la garantía de los derechos de las comunidades mencionadas y observen el ejercicio de los mismos.