Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Ante el fracaso de la operación violenta contra los campesinos proponemos el diálogo
 

El 31 de octubre se desplegó un operativo conjunto de la Fuerza Pública que tuvo como objetivo atacar con el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) al campesinado movilizado en los departamentos de Norte de Santander y sur del Cesar; sin embargo, pese a los elevados costos que implicó esta operación para el Gobierno Nacional, tanto en términos financieros como políticos, hoy podemos comunicarle a nuestros campesinos y a la opinión pública en general, que esta operación violenta contra quienes reclamamos la paz fracasó.

Después de todo un día de ofensiva violenta contra los campesinos, el operativo desplegado con cerca de 700 hombres de la fuerza pública fue incapaz de reabrir el tránsito en las vías ocupadas por los manifestantes; el derroche de los recursos públicos gastados en armas y en logística para la guerra no es suficiente para callar a un pueblo indignado por el incumplimiento del acuerdo de paz y de los acuerdos firmados como producto de la movilización de 2013.

Hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que no permita que por la frustración los uniformados realicen montajes judiciales para seguir justificando la intervención violenta. Cuatro campesinos que fueron detenidos en la Y el día de ayer están siendo víctimas de lo que parece ser una maniobra para inculparlos con base en mentiras; recordamos que cuando otros de nuestros compañeros fueron víctimas de montajes similares, la justicia terminó dándonos la razón.

Hoy la policía nacional amenaza con agredirnos y capturarnos, al parecer en pleno pos-acuerdo de paz el gobierno quiere responder mediante el uso de las armas y la violencia los conflictos sociales producidos por el incumplimiento de las obligaciones del estado. Estos ataques del ESMAD instigan en los campesinos el sentimiento de exclusión, por eso, cada día que pasa más comunidades llegan entusiasmadas a los puntos de concentración, no esperemos que otra tragedia como la de Tumaco ocurra para que seamos conscientes que nuestro pliego se resuelve dialogando, estamos a tiempo para buscar soluciones pacíficas y oportunas.

Nuestra voluntad de diálogo sigue intacta, el gobierno nacional podría resolver en un solo día esta situación, solamente se requiere voluntad política; hacemos un llamado al vice-presidente Naranjo para que atienda personalmente este caso, del mismo modo la experiencia y las competencias de Mariana Escobar serían muy útiles para solucionar nuestro pliego; en todo caso, cualquier funcionario empoderado por el presidente con capacidad de decisión, sería suficiente para solucionar esta crisis. También reiteramos nuestra invitación al gobernador William Villamizar para que siga mediando en la búsqueda de una solución y para que asuma compromisos de inversión concretos.

Como muestra de nuestra voluntad proponemos una ruta de diálogo que consta de los siguientes puntos:

1. El 2 de noviembre instalemos la MIA-C en la Y de Astilleros con la presencia del gobernador y los alcaldes de la región. Esperamos una respuesta concreta a nuestra propuesta de acuerdo, presentada en la reunión del pasado 30 de octubre.

2. Una vez celebrada esta reunión, proponemos que como lo indicó el ministro Rivera a los medios, el gobierno nacional atienda la MIA- el próximo 3 de noviembre en la Y de Astilleros; en dicha reunión el gobierno debe presentar una respuesta a los mínimos enviados con el ex presidente Ernesto Samper, garante de la MIA-C, un acuerdo sobre estos puntos puede resolver esta movilización.

Esperamos que, durante el día de hoy los garantes de la mesa, los organismos internacionales y el Ministerio Público se pronuncien para evitar más violencia por parte del estado en las carreteras del departamento. No pospongan más el diálogo, la ruta es clara.