Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Fuerza pública impide derecho de libre locomoción a defensores de derechos humanos en el Catatumbo
Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat / Miércoles 22 de noviembre de 2017
 
JPEG - 29.3 KB
Juan Carlos Quintero.

El pasado sábado 18 de noviembre el defensor de derechos humanos Juan Carlos Quintero fue retenido ilegalmente durante una hora por parte miembros del Ejército Nacional en el puesto militar de la Brigada móvil 33 del municipio El Tarra, exigiendo éstos que se parquearan en un lugar oscuro y descendieran del vehículo y lo dejaran abierto, a lo que el defensor de derechos humanos y su esquema de seguridad brindado por la Unidad Nacional de Protección se negaron, toda vez que los miembros del Ejército Nacional no cuentan con competencia para realizar dicho procedimiento.

De manera que solicitaron a un teniente que se encontraba allí se identificara como es deber de todo servidor público y se negó a hacerlo. Pasado un tiempo llegaron miembros de la Policía Nacional con hombres de las fuerzas especiales del Ejército, quienes portaban armas cortas en sus manos con una clara actitud de intimidación hacia el dirigente Juan Carlos Quintero y posteriormente lo dejaron ir. Una vez más es repetitivo y sistemático el hostigamiento, que de una u otra manera ha venido manejando la fuerza pública hacia como deber social defendemos y difundimos los derechos humanos como fundamento de la convivencia pacífica que ordenó el constituyente en 1991.

Igualmente, el día 19 de noviembre en el sector de Llano Grande, perteneciente al municipio de Convención fue retenido el compañero y defensor de derechos humanos Olger Antonio Pérez en horas de la mañana, por parte de miembros del Ejército Nacional en un puesto de control improvisado que no contaba con la señalización correspondiente y reglamentaria, el escolta se identificó como miembro de la Unidad Nacional de Protección y que su protegido era un defensor de derechos humanos. Pasados más de 20 minutos un soldado no regresó con el carné que identifica al escolta, razón por la cual el defensor de derechos humanos descendió del vehículo y empezó a fotografiar a quienes los tenían retenidos, de manera que los militares que se encontraban allí dan la espalda y sin dar explicación alguna de por qué la detención. La patrulla estaba al mando del cabo segundo Villa Diego. En razón a la situación, Olger Pérez empezó a poner en conocimiento a los diferentes entes del Estado y organismos defensores de derechos humanos, por lo que procedieron a dejarlo seguir, sin dar explicación de por qué la retención ilegal.

No hay razón legal para que miembros de las fuerzas militares impidan el derecho a la libre locomoción de los defensores de derechos humanos, nos encontramos en una amenaza sistemática encaminada a intimidar el ejercicio de los defensores de derechos humanos, por ello solicitamos de manera urgente y reiterada a las entidades estatales brindar las garantías suficientes para los defensores de derechos humanos, y así mismo hacemos el llamado al Gobierno Nacional a que inicie la efectiva aplicación del Acuerdo Final para la construcción de una paz estable y duradera, donde todos los colombianos podamos gozar de garantías y gozar de nuestros derechos plenamente.