Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Abren puente fronterizo colombo-venezolano que había cerrado por disturbios
La administración colombiana pidió este viernes a España la exploración de mecanismos de verificación y monitoreo para esa acontecida zona y para los casos de ciudadanos colombianos que han perdido la vida recientemente en Venezuela.
TeleSUR / Domingo 8 de noviembre de 2009
 

En horas de la mañana del sábado fue abierto el puente Internacional Simón Bolívar, que une a Colombia y Venezuela, el cual había sido cerrado nuevamente de manera temporal a causa de enfrentamientos registrados entre efectivos de la Guardia Nacional venezolana y comerciantes del país vecino.

El paso entre la ciudad colombiana de Cúcuta, departamento Norte de Santander, y San Antonio del Táchira, en el suroeste venezolano, había sido cerrado por los enfrentamientos que dejaron a cuatro personas heridas, de acuerdo con fuentes oficiales.

Las protestas se generan como reacción al operativo de seguridad desplegado por el presidente Hugo Chávez en esa zona con el fin de reducir la incursión paramilitar, que mantiene amenazados a los habitantes.

Autoridades venezolanas lograron incautar unos 4 mil litros de gasolina que los conocidos "pimpineros" trasladaban hacia Colombia, aunado a los llamados "maleteros", que transportan mercancía hacia esa región. Colombia y Venezuela, atraviesan por una tensa situación que ha forzado al cierre de este paso limítrofe y de otros más en las últimas dos semanas.

El secuestro y posterior asesinato de nueve colombianos el pasado 11 de octubre, junto a un peruano y un venezolano, en la localidad venezolana de Fernández Feo, ha sido uno de los hechos más polémicos en los últimos días.

Por otro lado, la semana pasada, dos miembros de la Guardia Nacional venezolana, fueron asesinados por presuntos grupos vinculados al paramilitarismo colombiano con intenciones de instalarse en Venezuela para desestabilizar al Gobierno de ese país.

Motivado a esto, el presidente Hugo Chávez autorizó la movilización de unos 15 mil militares a ese punto fronterizo.

Ambas naciones hermanas han visto deteriorar sus relaciones desde el pasado mes de agosto, cuando se congelaron, como una reacción del Ejecutivo venezolano ante el acuerdo militar entre el Gobierno de Álvaro Uribe y Estados Unidos.

El pacto permite la instalación de siete bases militares estadounidenses en Colombia, hecho que el presidente Chávez consideró como una amenaza a la seguridad regional.

A este respecto, el canciller de Colombia, Jaime Bermúdez, declaró esta semana que su Gobierno apuesta por el diálogo para dar una salida a la crisis con su país vecino, y confirmó la existencia de "dificultades y problemas sensibles" en la zona de frontera.

En este sentido, el mandatario brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, expresó recientemente que confía en que su homólogo venezolano logrará solucionar la situación actual con el presidente Uribe, y añadió su deseo de convocar un encuentro para el próximo 26 de este mes, en la localidad brasileña de Manaos entre los jefes de Estado involucrados.