Asociación Campesina de Arauca
:: Arauca, Colombia ::
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Acción urgente
Arauca: Se continúa violando el derecho internacional humanitario
Fundación de Derechos Humanos "Joel Sierra" / Martes 9 de febrero de 2010
 

El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y la seccional de inteligencia del Ejército Nacional atacaron a población civil infringiendo normas del derecho internacional humanitario, como la que impone hacer distinción en todo momento entre población civil y combatientes, con miras a su preservación, lo mismo que de sus bienes, disparando indiscriminadamente sobre un grupo de personas, entre ellas mujeres y niños, que se encontraban en un establecimiento público.

Por otra parte el departamento sigue siendo escenario de múltiples crímenes, reportamos los casos documentados con posterioridad a nuestra alerta temprana de finales de enero.

1. Siendo las 6:10 pm del 6 de febrero, cuando se encontraban varios pobladores de la vereda Caño Negro en un establecimiento comercial, llegó una camioneta con seis hombres vestidos de civil y con armas largas, se bajaron del carro disparando contra el tumulto de gente; a pesar de que les gritaban que eran civiles no cesaban de atacarlos, resultando heridos los señores Luis Alfredo Castro Roa y José Constantino Silva Gelvez. Eel primero de ellos, es delegado de la junta de acción comunal de la vereda Los Bancos, y el segundo es afiliado a la junta de Caño Negro. Además, cerca del lugar fue herido con múltiples proyectiles de arma de fuego el señor José Benjamin Tarazona Ortega, quien fue hospitalizado y se encuentra detenido presuntamente por portar arma de fuego.

Los disparos duraron por el lapso de diez minutos aproximadamente. Posteriormente las personas fueron reunidas en la carretera y tiradas boca abajo, insultadas y agredidas físicamente, les apuntaban con las armas, les hicieron apagar las luces y los incomunicaron; les allanaron ilegalmente las viviendas y hurtaron dos celulares.

Pasados aproximadamente diez minutos, hizo presencia en el lugar personal uniformado del Ejército Nacional, quienes se transportaban en tres vehículos, y se reunieron con los civiles que ocasionaron la agresión, luego en uno de los automotores trasladaron a dos de los heridos hasta el Hospital San Francisco de Fortul, pero el señor José Benjamín no fue llevado con estos, sino que lo dejaron en el lugar donde cayó por un tiempo de dos horas.

Estando en el hospital los heridos se enteraron que quienes los habían atacado eran miembros del DAS y del S2 del Ejército Nacional.

2. El 23 de enero, en el municipio de Tame fueron asesinadas dos personas, la primera de ellas el señor Alirio Sefín López, de 50 años, en el resguardo indígena Angostura; y el segundo, Octavio Vanegas Olivio, de 24 años y profesión conductor de taxi informal, en el caserío Pueblo Nuevo.

3. El 25 de enero hubo otras dos nuevas víctimas: Carlos Javier Franco Acosta, de 34 años de edad, quien había estado preso luego de su captura en una de las detenciones masivas ocurridas en Arauquita y recientemente había recuperado su libertad, fue asesinado con arma de fuego en la vía a la vereda Barrancones, municipio de Arauca; y en la Cra. 10 con calle 14 del casco urbano de Tame fue asesinada con arma blanca la señora Luz Marina Catillo Lizarazo, de 49 años.

4. El 26 de enero en la vereda Filipinas de Tame resultó herida una persona de sexo masculino, quien recibió atención médica en el Hospital de Arauca capital.

5. El 3 de febrero fue asesinado a las 4:30 pm, en el paso del río Arauca, en la capital del departamento, el señor Jorge Eliécer González Cuadros, de 30 años de edad, transportador informal de Puerto Jordán. Ese mismo día, en la vereda El Algarrobo de Tame, apareció el cadáver de un mecánico que residía en el casco urbano de ese municipio y quien fuera reportado como desaparecido desde el día 30 de enero.

La protección especial que según nuestra Constitución y demás legislación interna tienen los miembros de la población civil, la cual insistimos se encuentra también recogida en las normas del derecho internacional humanitario, principalmente en el Protocolo 2º a los convenios de Ginebra y en el Artículo 3º Común de los mismos, hace que deban tomarse todas las medidas para no poner en riesgo la vida y la integridad de quienes no participan como combatientes en el conflicto armado, pero en este caso no sólo se desatendieron esas medidas sino que además se atacó de manera directa a la comunidad a sabiendas que se trataba de población civil, se causaron heridas a dirigentes sociales del sector comunal y estuvo en riesgo inminente el resto de la población entre ellos los menores que se encontraban en el lugar de los hechos.

Insistimos en la obligación de las autoridades judiciales y los organismos de control del estado, de iniciar una investigación pronta, ágil y eficaz para castigar de manera ejemplar a quienes actúan contrariando la Constitución, la ley y los instrumentos internacionales.

A la comunidad internacional continuar monitoreando la grave situación de crisis social y humanitaria que vivimos en nuestra región.