Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::

Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Síntesis de la ponencia presentada al seminario “Geopolítica en el contexto latinoamericano”
Las Zonas de Reserva Campesina: una iniciativa agraria de paz
 

Las Zonas de Reserva Campesina (ZRC) son una figura territorial de propiedad colectiva contemplada en la ley 160 de 1994 (o ley de reforma agraria) equivalente a los resguardos indígenas y a los territorios colectivos de las comunidades afrocolombianas. Las ZRC buscan solucionar el problema de la tenencia de la tierra, generar procesos de desarrollo local y regional, y de esta manera mejorar la situación social del campesinado.

En la región del Magdalena Medio, la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC), a partir de la organización, la movilización y la exigibilidad de los derechos, ha propuesto la conformación de una Zona de Reserva Campesina como una iniciativa de paz impulsada desde el sector campesino.

Las Zonas de Reserva Campesina buscan eliminar y prevenir la concentración y acaparamiento de la propiedad de la tierra, facilitar procesos de redistribución y prevenir el fraccionamiento antieconómico de la tierra, y regular la ocupación de tierras baldías, dando preferencia a los campesinos de escasos recursos. Las ZRC permiten fomentar y estabilizar la economía campesina, superar las causas de los conflictos sociales que la afectan y, en general, crear las condiciones para el logro de la paz y la justicia social en las áreas rurales del país.

La ACVC cumplió satisfactoriamente todos los requisitos para la constitución de la ZRC, como lo son:

• La solicitud formal de constitución de la ZRC.

• Elaboración de un plan de desarrollo sostenible.

• Realización de una audiencia pública (el 22 de junio de 2001 en la vereda La Poza, del municipio de Cantagallo).

• La delimitación geográfica de la ZRC.

• La presentación de la ZRC ante la junta directiva del antiguo INCORA.

Todas estas gestiones se cumplieron para que mediante la resolución 028 del 10 de diciembre de 2002, se decretara la Zona de Reserva Campesina del Valle del río Cimitarra.

Lamentablemente, atendiendo a presiones de latifundistas, empresarios agroindustriales, militares y multinacionales, la vigencia jurídica de la ZRC del valle del río Cimitarra fue arbitraria e ilegalmente suspendida el 10 de abril de 2003, bajo el argumento de que “suscitaba conflictos sociales”. También fue estigmatizada por el mismo presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, quien en un discurso en Barrancabermeja en noviembre de 2003 dijo que “esas reservas las vamos a manejar con los alcaldes y con la gente de bien, no con las Farc” (1) señalando a la reserva campesina como un proyecto guerrillero. La suspensión se ha prolongado hasta la fecha.

Hoy constatamos la persecución política y jurídica contra los líderes de todas las ZRC. Sus gestores están con orden de captura o encarcelados. El gobierno ha dicho que las ZRC no han funcionado, ocultando la persecución, los operativos militares y paramilitares y las fumigaciones sobre los proyectos de los planes de desarrollo de las ZRC, y lo que queda claro es que no hay voluntad política para permitir el funcionamiento de éstas y que, por el contrario, hay una intención de impedir su consolidación.

La ACVC ha venido realizando encuentros campesinos y actividades con otras organizaciones nacionales e internacionales y entidades del orden local, regional y nacional en busca del levantamiento de la suspensión de la Zona de Reserva Campesina del Valle del río Cimitarra.

En el 2004, en el encuentro “Coca, derechos humanos y conflicto en la zona de reserva campesina del valle del río Cimitarra”, 650 campesinos y delegados de organizaciones sociales del país y el mundo respaldaron la ZRC. Así mismo, desde el año 2006, se ha conformado el espacio denominado “Encuentro comunal por la vida digna de la región del Magdalena Medio”, en el cual los líderes de los sectores rurales de Yondó, Remedios, Cantagallo y San Pablo han adelantado una continua interlocución política con autoridades regionales. También contamos con una carta firmada por los alcaldes de Cantagallo, San Pablo y Yondó, solicitando el levantamiento de la suspensión de la ZRC, lo que permitiría darle un mayor respaldo a los proyectos que adelanta la ACVC en beneficio de la comunidad, como un aporte del campesinado para lograr la paz con justicia social.

Nota:

1. Véase: Discurso en el inicio de la construcción del puente Barrancabermeja-Yondó. Barrancabermeja, Santander, noviembre de 2003.