Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::

Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La minería artesanal aurífera en el nordeste antioqueño: Aspectos jurídicos
Annye Páez Martínez / Viernes 2 de julio de 2010
 

En el desarrollo de propuestas orientadas a la defensa de las riquezas naturales en Colombia ha sido una constante que en regiones como el Nordeste Antioqueño, sus habitantes históricos sean mujeres y hombres que han llegado allí huyendo de poderes económicos que los desplazaron con violencia de sus terruños. Finalmente todos han terminado parados en medio de riquezas naturales que ocuparon un segundo plano para el Estado mientras eran los pobres golpeados que tenían allí su último refugio para rehacer sus vidas. Estas mismas regiones, hasta antes de ser objeto de interés para las multinacionales fueron condenadas al abandono absoluto tanto en infraestructura, como en atención social y en su mayoría, dichos territorios fueron vetados en su pertenencia (derecho a tener la propiedad) desde 1959 por la ley 2 que los declaró Zonas de Reservas Forestales.

En el caso del Nordeste Antioqueño, parte de su territorio se encuentra dentro de los límites occidentales de la Zona de Reserva Forestal del Río Magdalena que corresponden en mayor extensión a lo que se encuentra viniendo del divorcio de aguas del río Honda con el río Nechí; de allí hacia el Norte hasta encontrar el divorcio de aguas del río Nechí con los afluentes del río Magdalena, y por allí hasta la cabecera de la quebrada Juncal.(1)

Hoy los campesinos, ya mineros o agricultores y los territorios que han habitado y que son ricos en fauna, flora, agua y minerales, golpeados en simultaneidad por la enajenación y el terrorismo paraestatal, encuentran dos nuevos agresores en acción, que son un código de minas que favorece a las grandes multinacionales en los trámites para la apropiación de las riquezas mineras del país y convierte en delito la práctica artesanal de extracción de minerales por parte de los mineros tradicionales. Y unas empresas multinacionales que pretenden expulsar a los campesinos de los territorios que han habitado por décadas o hacerlos sus trabajadores en condiciones oprobiosas, puesto que ostentan un "mejor derecho" otorgado precisamente por una legislación injusta tanto minera como laboral, para luego de haber extraído las riquezas dejar los territorios completamente arrasados y en la pobreza absoluta.

Se encuentran contradicciones como que en el caso de las zonas de reserva forestales que comprenden casi la mitad del territorio nacional, en las que un campesino aún hoy no puede aspirar a obtener la propiedad del territorio que lleva trabajando durante treinta o cuarenta años, las multinacionales mineras gocen ya del derecho de exploración y explotación del subsuelo del mismo territorio.

A partir de la decisión política del gobierno nacional de hacer de Colombia un "País Minero" se conformaron lo que se conocen como distritos mineros 26 zonas compuestas por 180 municipios del territorio nacional. Dichas zonas fueron definidas por el volumen de producción, grado de concentración y tradición minera. El Nordeste Antioqueño fue definido como uno de esos distritos, compuesto por los municipios de Nechí, Caucasia, Cáceres, El Bagre, Remedios, Segovia, Zaragoza, Anorí, San Roque, Maceo, Amalfi y Tarazá.

Por otro lado, con lo que se ha programado desde el gobierno nacional dentro del Plan Nacional de Desarrollo Minero Visión 2019, se encuentran estudios que apuntan a la extracción total de las riquezas naturales existentes en el país. Para el caso de Antioquia se nota un incremento de la producción de oro en nueve años casi tres veces.

Año Producción en Kg

1996 9218

2001 10021

2005 22376

Fuente: Minercol-Ingeominas. en PNDM.

Ahora, según Ingeominas en el 2007, el 73,73% de la producción de oro nacional provenía del departamento de Antioquia. Sin embargo, también se debe tener en cuenta que contrario a las proyecciones realizadas y plasmadas en el PNDMV2019 lo que se observa después de 2004 tanto en producción como en exportación de oro es una fuerte disminución en las mismas. Es así que para ese año la producción de oro en Antioquia fue de 28.081.269 millones de gramos equivalente al 74,41% de la producción y en el 2007 fue de 11.414.178 millones de gramos, mientras que uniendo cifras a nivel nacional se encuentra que en el 2004 hubo una producción de oro total de 37.738.642 millones de gramos y en el 2007 fue de 15.481.548 millones de gramos. (2)

Es en este periodo de tiempo en donde se empieza a hablar de la necesidad de modificar el Código de minas y efectivamente en el 2007 que es presenta ante el senado de la república el proyecto de reforma. En la que el deber de garantía y protección del medio ambiente que tiene el Estado es convertido en una cláusula de responsabilidad social empresarial en el marco del desarrollo humano, desconociendo la magnitud de las obligaciones que tienen las empresas en un marco constitucional y legal que prioriza el respeto por los derechos colectivos sobre los beneficios particulares que conlleva el desarrollo.

Otro elemento que trastorna la idea de conservación y compromisos serios con el medio ambiente y contra el calentamiento global, es que el proyecto de ley que hoy es la ley 1382 de 2010 que modifica la ley 681 de 2001, impone un término de 5 años al gobierno nacional para que haga las sustracciones de reserva forestales necesarias con el fin de que se pueda desarrollar la industria minera.

En esta misma lógica el Ministerio del Medio Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial y obedeciendo a que "en los incisos 4 y 6 del artículo 3 de la Ley 1382 de 2010, se dispuso que las reservas forestales protectoras nacionales no podrán ser objeto de sustracción para adelantar actividades mineras y que el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial establecerá los requisitos y el procedimiento para la sustracción a que se refiere el Inciso anterior. Igualmente establecerá las condiciones en qué operará la sustracción temporal en la etapa de exploración." (3)

Se encuentra haciendo el trámite de publicación correspondiente a dos proyectos de resoluciones que por un lado señalan las "actividades exentas de efectuar la sustracción de las reservas forestales nacionales” en donde se incluyen las actividades de exploración sísmica que no involucre vías de acceso y la prospección minera. Y por otro lado, otra resolución por medio de la cual "se establecen los requisitos y el procedimiento para la sustracción de las reservas forestales nacionales para el desarrollo de actividades consideradas de utilidad pública e interés social y se adoptan otras determinaciones” en lo que sólo se limita la posibilidad de sustraer la reserva forestal a cuando el área solicitada coincide con territorios indígenas o de comunidades negras, páramos y parques nacionales.

Situación en Remedios

De acuerdo con las cifras dadas por la Dirección de Titulación y Fiscalización Minera de la Gobernación de Antioquia en el municipio de Remedios se han otorgado 90 contratos de concesión minera, 23 licencias de explotación, 16 licencias de exploración y están el proceso 164 propuestas de contratos de concesión minera. (4)

Por su lado, CORANTIOQUIA adelanta un proyecto denominado "Ordenación Forestal Sostenible de la Reserva del Magdalena Medio" que para la región de Nordeste Antioqueño cubre los municipios de Remedios y Segovia y parte de su objetivo es "apoyar las operaciones de sustracción en la zona de reserva y la legalización de la propiedad privada, hasta obtener una zona de propietarios que puedan acceder a múltiples beneficios del estado". (5)

Es un falacia asegurar como lo hacen los defensores de la gran minería, que los campesinos y campesinas mineros son incapaces de proteger el medio que les ha proporcionado a ellos y a sus ancestros la posibilidad de vivir a pesar de la negación de sus derechos por parte de un estado que durante 61 años se ha rehusado a reconocer el derecho legal al territorio para el campesino habitante de la Zona de Reserva Forestal -ZRF del Magdalena Medio.

Sólo como consecuencia de la necesidad de facilitar las herramientas a las multinacionales mineras para la extracción de todas las riquezas del subsuelo colombiano es que se han creado leyes que permiten sustraer territorios que hasta hace poco eran parte del patrimonio ambiental del país para convertirlos en productos expuestos a la venta de multinacionales que no van a devolver ni en vidas, ni en ambiente, ni en dinero, lo que se llevarán del territorio nacional: las riquezas naturales tanto en minerales como en cuidado del ambiente de todos. (6)

La Zona de Reserva Campesina como alternativa

No es un secreto que en territorios como el Nordeste Antioqueño se practica la minería artesanal desde hace mas de cincuenta años, pero también es cierto que los mineros tienen conciencia de la prioridad que tiene mejorar el proceso extractivo e introducir prácticas que protejan el medio ambiente. Es por esta razón que han decidido organizarse en comités mineros promovidos por la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra.

La Zona de Reserva Campesina del Valle del río Cimitarra es la alternativa para los campesinos, mineros artesanales y barequeros, dado que esta es una figura goza del marco constitucional que permite reivindicar los derechos que como campesinos y mineros tienen sobre el territorio en su integralidad, partiendo de la la función social y ecológica de la propiedad (art.58 CN); el deber del Estado de promover el acceso de los trabajadores rurales a la propiedad de la tierra y a servicios y derechos económicos, sociales y culturales (art.64 CN); la especial protección del Estado a la producción de alimentos a través de la priorización de las actividades agrícolas, pesqueras, forestales, pecuarias y agroindustriales (art. 65 CN); la obligación del Estado de proteger la integridad y diversidad de los recursos naturales. (art. 79 CN); la obligación del Estado de planificar el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales hacia el desarrollo sostenible, la conservación, restauración y restitución de los mismos.(art. 80 CN); el derecho de todo ciudadano a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político. (art. 40 CN) y la protección del medio ambiente como responsabilidad no solo del Estado sino del total de la sociedad y la crisis ambiental como crisis de civilización que obliga a revisar las injusticias y desigualdades sociales que reproducen la miseria. (Sentencias de la Corte Constitucional T-451 y T-536)

Finalmente, es por esta razón que han decidido organizarse en comités mineros promovidos por la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra. Ya están establecidos los de Carrizal, Las Paveras y San Pacho de Panamá 9, todos del municipio de Remedios. El primero desde el mes de diciembre de 2009, los otros dos desde el mes de mayo de 2010.

Notas:

1. Ley 2 de 1959 art. 1 literal C).

2. Ingeominas

3. Proyecto de Resolución publicado por el MMADT Por medio de la cual se establecen los requisitos y el procedimiento para la sustracción de las reservas forestales nacionales para el desarrollo de actividades consideradas de utilidad pública e interés social y se adoptan otras determinaciones. -subrayado fuera de texto-

4. Proyecto de Resolución publicado por el MMADT Por medio de la cual se establecen los requisitos y el procedimiento para la sustracción de las reservas forestales nacionales para el desarrollo de actividades consideradas de utilidad pública e interés social y se adoptan otras determinaciones. -subrayado fuera de texto-

5. Oficio de respuesta de la Secretaría de Minas de la Gobernación de Antioquia N° E 201000171874 del 23 de abril de 2010 a derecho de petición presentado por la Acvc.

6. Oficio de respuesta de Corantioquia N° 130ZF-103-510 de fecha 10 de mayo de 2.010 a derecho de petición presentado por la Acvc págs. 3 y 4.

7. Para concluir esto sólo es observar la experiencia con la Drummon y otras multinacionales mineras que están operando en la actualidad tanto en Colombia como en otros países latinoamericanos.