Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Cuarto día de desplazamiento forzado
Movilizaciones y desplazamientos campesinos en Tarazá y Valdivia
Ante la negativa gubernamental de suspender las fumigaciones indiscriminadas en el Bajo Cauca antioqueño
 

La Asociación Campesina del Bajo Cauca Antioqueño ASOCBAC, desde le pasado mes de Enero del presente año , hizo conocer a la opinión pública en general, su absoluto rechazo a las nuevas fumigaciones con glifosato en el bajo Cauca y nudo de Paramillo, que están realizando los gobiernos departamental y nacional, con el fin de combatir los cultivos ilícitos en la región.

Igualmente planteamos que así se rompía de forma unilateral el compromiso de no fumigación en el bajo Cauca, acordado en Julio de 2008. Sin tomar en cuenta las afectaciones ambientales, económicas, sociales y de orden público que pueden derivarse de tal acción.

Contextualizamos que desde mediados del 2008 los campesinos del bajo Cauca Antioqueño han venido sustituyendo los cultivos ilícitos, encontrándose muchas veredas de la zona certificadas como libres de ilícitos por la oficina de naciones unidas para tales efectos. Encontrándonos desarrollando un proyecto de cacao como sustitución y sembrando diversos productos de pan coger para nuestra subsistencia, mismos los cuales fueron fumigados en Noviembre – Diciembre de 2009, contaminando nuestros suelos, aguas y cultivos.

Obteniendo como respuesta del gobierno nacional y departamental, una grandilo0cuente negativa reflejada en la continuación de las fumigaciones aéreas con glifosato en todo el bajo Cauca, contaminándonos con su veneno, generando junto a la persecución a la pequeña minería hambruna y miseria en nuestra región, que solo se puede explicar bajo la intención del Estado Colombiano, los grupos capitalistas criollos y las empresas multinacionales de depredar nuestras riquezas naturales,desplazarnos forzadamente y desalojarnos de nuestro territorio.

Por tales motivos cientos de familias campesinas y comunidad en general de los municipios que componen el bajo Cauca Antioqueño, protestamos y nos movilizamos hoy exigiendo cesen de inmediato las fumigaciones aéreas con glifosato en el bajo Cauca Antioqueño,

Que se el Estado concerté con las comunidades un plan de sustitución de cultivos de ilícitos, que en verdad busque solucionar en verdad las causas de esta problemática, genere un desarrollo local alternativo y sustentable en la región.

De igual forma nos continuamos oponiendo a que por medio de estas coyunturas y bajo la necesidad y el hambre de los campesinos y comunidades en general de la región, a proyectos y programas que desde el Estado se han convertido en formas de control social, como los impulsados por de Acción Social y el ejercito Colombiano, que por medio de familias en acción, guardabosques y juntos, concentran los proyectos de sustitución en el Centro de Coordinación de Acción Integral CCAI, o doctrina de acción cívico militar para la consolidación de la seguridad democrática, la cual entro a operar en el bajo Cauca Antioqueño, Ituango y Nudo de Paramillo, bajo directiva presidencial 001 de Marzo de 2009.

Por lo tanto, llamamos a la opinión pública nacional e internacional, a las organizaciones sociales y populares a rechazar las fumigaciones con glifosato sobre el territorio del bajo Cauca y nudo de Paramillo, a manifestar su solidaridad en la efectiva y en la práctica con esta lucha que hoy comienza.

Llamamos a las agencias del ministerio publico en el bajo Cauca Antioqueño, a la Defensoría del Pueblo, Procuraduría General de la Nación y departamental, la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a velar y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos pro parte del Estado hacia los campesinos y comunidad del bajo Cauca en protesta.

Exigimos al Estado Colombiano en cabeza de sus autoridades departamentales y nacionales, a respetar los derechos humanos de la comunidad del bajo Cauca en protesta, así como a generar prontamente canales pacíficos que permitan dar pronta solución a esta problemática.

Rechazamos la forma hostil y grosera como por vía celular en horas de la tarde de hoy, el gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos increpo y amedrento a nuestros voceros en Valdivia y lo hacemos responsable por la seguridad e integridad personal de nuestros voceros en Taraza y Valdivia.

Desplazamiento forzado de campesinos por fumigaciones

Los campesinos del bajo Cauca Antioqueño y de Santa Rita Ituango, estamos siendo desplazados forzadamente por las fumigaciones aéreas de glifosato, que hoy están afectando el medio ambiente, los cultivos de pan coger, los proyectos productivos y la salubridad de la región.

Nos encontramos concentrados en los coliseos de Valdivia y Taraza.

Hoy sostuvimos reuniones de nuestros voceros con el Estado representado por el las Alcaldías de Valdivia y Taraza, oficiales voceros de la brigada móvil 25 de la VII del ejercito, oficiales de la policía nacional y Anti narcóticos encargados del proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito, la oficina de derechos humanos de la gobernación de Antioquia y el secretario de Agricultura Departamental.

Aunque las reuniones transcurrieron en un clima general de tranquilidad y respeto entre las partes se presento un amedrenta miento por parte de efectivos del ejercito, la policía y la SIJIN, quienes de forma abierta tomaron fotos a los voceros de ASOCBAC.

Se presentaron acercamientos en los diálogos sobre algunos aspectos de ayuda humanitaria, para este desplazamiento forzado y se exploro algunas cuestiones sobre la titulación de predios en ele bajo Cauca, pero nada se acordó y aunque quedaron las puertas abiertas al dialogo, no se soluciono nada del punto fundamental de CESE A LAS FUMIGACIONES CON GLIFOSATO EN EL BAJO CAUCA DE INMEDIATO.

Por tanto continuamos en situación de desplazamiento forzado por las fumigaciones aéreas con glifosato en el bajo Cauca Antioqueño exigiendo:

*

El cese inmediato de las fumigaciones aéreas en el bajo Cauca Antioqueño y nudo de Paramillo.

*

La reparación inmediata por perdidas de cultivos lícitos y proyectos productivos que el mismo Estado ha brindado a los Campesinos para la sustitución, los cuales han sido afectados por estas fumigaciones.

*

Garantías en Derechos Humanos para los campesinos desplazados por las fumigaciones con glifosato y sus dirigentes.

*

Inversión y proyectos productivos para sustituir los cultivos de uso ilícito concertados con la comunidad, que garanticen su autonomía y soberanía alimentaria.

*

Se establezca una mesa de veeduría y seguimiento a los acuerdos a los que posiblemente se lleguen, compuesta por el Estado, la ASOCBAC, la procuraduría agraria y ambiental, defensoría del pueblo, procuraduría general de la nación, contraloria departamental, el INCODER, ACNUR, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Cruz Roja Internacional, entre otros.

Es urgente la presencia de las agencias del ministerio público, la Oficina del Alto Comisionado par los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ACNUR y Cruz Roja Internacional en las concentraciones de Valdivia y Taraza.

Continúa el desplazamiento forzado

Los campesinos del bajo Cauca Antioqueño y nudo de Paramillo, en desplazamiento forzado por las fumigaciones aéreas con glifosato, provenientes de los municipios municipios de Tarazá y el corregimiento de Santa Rita ta Municipio de Ituango principalmente, completamos el Domingo 20 de Febrero 3 días en desplazamiento forzado, concentrados en el coliseo del Municipio de Tarazá.

Este Domingo hemos realizado una marcha pacifica con un recorrido hasta el parque principal del Municipio de Tarazá, movilizándonos por espacio de una hora por la troncal que comunica al Departamento de Antioquia con la costa Caribe Colombiana. Destacándose el orden y la disciplina con que marcharon 1500 campesinos Desplazados, agitando sus ponchos y sombreros en símbolo de ser pacíficos, exiviendo cartulinas con letreros realizados con marcador donde exigen el cese inmediato de las fumigaciones aéreas con glifosato, la presencia del Alcalde de Ituango con el fin de atender las necesidades humanitarias de la población en desplazamiento forzado de Santa Rita Ituango, además se exige dialogar con una comisión del mas alto nivel del gobierno nacional con el fin de resolver de forma inmediata y pacifica.

Los campesinos desplazados no dejaron sabotear la marcha intimidaciones realizadas por la fuerza pública en Tarazá, que incluyen actos como: registro fotográfico realizado por agentes de civil y uniformado y repartir masivamente un paskin con el numero de atención gratuita 146 del gaula ejercito, ofreciendo recompensa por los milicianos que dirigen este desplazamiento forzado. Campaña de desprestigio que muy confidencialmente se relaciona con rumores de supuestas amenazas de las FARC en Santa Rita Ituango para que el campesino se desplace, lo cual nos parece una continuidad sitemática en la cadena de criminalización y señalamientos a los dirigentes campesinos y sus procesos de organización popular.

Rechazamos cualquier amenaza al campesino a quien reivindicamos como población civil a quien se le debe proteger en todo momento el principio de distinción, de cualquier actor armado en medio del conflicto.

Por tanto en posterior reunión de presidentes de junta de acción comunal veredal , definimos no volver a aceptar sentarnos a mesa de dialogo alguna que cuente con presencia de la fuerza pública alguna, que cuente con presencia de la fuerza pública del Estado o sus organismos de seguridad como población civil solo reconocemos como interlocutor valido con autoridades civiles del Estado Colombiano.

También definimos exigir una comisión de alto nivel del Gobierno nacional, con el objetivo de dialogar y buscar soluciones a las exigencias planteadas.

Se establezca una mesa de veeduría y seguimiento a los acuerdos a los que posiblemente se lleguen, compuesta por el Estado, la ASOCBAC, la procuraduría agraria y ambiental, defensoría del pueblo, procuraduría general de la nación, contraloria departamental, el INCODER, ACNUR, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Cruz Roja Internacional, entre otros.

Igualmente exigir que el Estado Colombiano, de forma inmediata se cumpla lo contemplado en materia de ayuda humanitaria y atención de emergencia a población en situación de desplazamiento forzado, contenidas en la ley 387 de 1997, en la sentencia T 025 sobre estado de cosas inconstitucionales en materia de desplazamiento forzado en Colombia y sus respectivos autos de seguimiento. Ya que a tres días de estar desplazados es mínima o casi nula la ayuda recibida comparada con la cantidad de desplazados fruto de esta coyuntura, existentes en el coliseo y municipio de Tarazá, a la hora de hacer este comunicado, 2500 desplazados forzados por las fumigaciones con glifosato aproximadamente.

Por ultimo solicitamos a la Senadora Piedad Córdoba, al representante a la cámara y miembro de la comisión de Tierras del Congreso de la República Ivan Cepeda y al representante Indígena Hernando Hernandez, conformar una comisión facilitadora y de acercamiento entre nosotros y el Gobierno nacional, para solucionar lo mas pronto posible las causas que dan origen a este desplazamiento forzado. Una vez solucionado, hacer parte de la mesa de veeduría y seguimiento de lo que se pacte.