Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::

Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El territorio del nordeste antioqueño: un mapa de necesidades
Se realizó el tercer taller sobre el Plan de Ordenamiento Territorial Alternativo de CAHUCOPANA
Cahucopana / Viernes 25 de febrero de 2011
 

En la vereda Ojos Claros del Municipio de Remedios, los días 20 y 21 de febrero se llevó a cabo el tercer taller de recolección de información sobre las necesidades de las comunidades campesinas del nordeste antioqueño, enmarcada en la propuesta de iniciativa de la Corporación Acción Humanitaria por la convivencia y la paz del nordeste antioqueño -CAHUCOPANA-, de la construcción de un plan de ordenamiento alternativo, con el objetivo de tener una lectura del territorio desde el campesinado, con ello se logró adquirir insumos para incidir en los diferentes escenarios políticos y con las autoridades gubernamentales en un Plan de Ordenamiento Territorial y plan de desarrollo municipal Alternativo.

Con la asistencia de cincuenta campesinos de las diferentes veredas de la parte baja del nordeste entre ellas representantes de las veredas de Lejanías, Dos Quebradas, Carrizal, Camelias y Ojos Claros.

En este espacio se abordó el tema del derecho a la tierra y el territorio, como apuesta para que el campesinado se reconozca como sujeto de derechos, donde tenga la posibilidad proponer , cualificar y participar haciendo criticas y planteamientos para el mejoramiento de su territorio.

Los participantes al taller desarrollaron a partir de grupos de trabajo, un análisis de las veredas donde habitan, identificando las necesidades que los aquejan con el fin de tener herramientas para la actualización del Plan de Desarrollo Municipal.

El resultado fue relevante, se identificaron las principales problemáticas de la zona, siendo la falta de inversión del municipio en salud y educación la más reiterativa. Iniciando por la necesidad de escuelas siendo mínimas en la mayoría de las veredas, donde las hay fueron construidas por la comunidades, del mismo modo no hay continuidad con las jornadas escolares debido a la falta de docentes, en materia del derecho a la salud, se identifico que no existen promotores en dichas veredas y que una urgencia se convierte en una carrera contra el tiempo.

Las vías de penetración, acueducto, sin nombrar la adecuación de una política que apoye la pequeña minería o artesanal, fueron otras de las necesidades que surgieron de un taller, donde el campesino tuvo la palabra y la capacidad de denuncia para acciones concretas a corto, mediano y largo plazo.