Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Nueva represión brutal de protesta pacífica en penal de Valledupar
Torturados por pedir agua y condiciones dignas de reclusión
 

La Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, de acuerdo con información suministrada por detenidos del establecimiento de alta seguridad de Valledupar, “La Tramacúa”, denuncia que el jueves 25 de agosto de 2011 sobre las 8 de la noche, la guardia del establecimiento irrumpió en la torre y sin mediar palabra lanzó gases lacrimógenos contra los reclusos de la torre dos (aproximadamente 20 pipetas). Luego procedió a bajar a garrotazos a los reclusos que se encontraban subidos en las estructuras en protesta por las condiciones infrahumanas de reclusión a las que se encuentran sometidos, sin que se utilizara ningún método de persuasión para que bajaran por sus propios medios. Denuncian los detenidos que el Dragoneante Muñoz, golpeó al detenido WILKAR SARMIENTO BRITO, ocasionando la caída de este, desde una altura considerable, por lo que temen seriamente por su estado de salud.

Los 16 detenidos que se encontraban en las estructuras luego de las agresiones fueron sacados del pabellón sin que se sepa su paradero actual y el estado de salud en que se encuentran.

Los presos en la cárcel de Valledupar reiniciaron acciones de protesta pacífica el martes, 23 de agosto de 2011, cuando 12 internos de la torre 2 se amarraron a las estructuras de la cárcel y solicitaron una reunión con la directora del penal. El 24 de agosto, Imelda López Solórzano, directora del establecimiento, se reunió con el representante de derechos humanos, los voceros de los huelguistas y los huelguistas, para escuchar sus peticiones y revisarlas con el fin de llegar a algunos acuerdos. Las peticiones de los reclusos son las mismas reivindicaciones elementales que les llevaron a la huelga de hambre y la violenta represión desatada en junio pasado:

1. Extender la visita de 4 horas (que se reducen a 2 por la espera), a todo el día.

2. Que la oficina jurídica brinde asistencia 1 vez al mes a los patios para resolver las dudas y peticiones de los reclusos.

3. Traslados por acercamiento familiar.

4. Resolver las peticiones de la pasada huelga de hambre.

La directora se comprometió a estudiar la viabilidad de las mismas, manifestando que le parece viable la posibilidad de que la visita se extienda a todo el día, y que elevará la respectiva solicitud a la regional y a la dirección general. Los huelguistas también fueron atendidos por los asesores de las oficinas jurídicas que recibieron las peticiones de los reclusos.

Desde el Comité de Solidaridad con los presos Políticos, junto con Iván Cepeda, estamos pendientes de la situación. En el debate de control político realizado el 24 de agosto de 2011 en la comisión Segunda de la cámara de representantes, se le solicitó al director general del INPEC brigadier general Gustavo A. Ricaurte, al Viceministro del interior Pablo Felipe Robledo, y a la cancillería, quienes se encontraban en el lugar, que atendieran, de manera urgente, la problemática de Valledupar y protegiera y garantizaran los derechos de los detenidos.

Así mismo informan los detenidos que la directora de la penitenciaria, Imelda López, comunicó que se hicieran gestiones para subir el agua a todas las celdas, pero la tubería se rompió. Lo cual mantiene la gravedad de la problemática del agua. La solución para ello, manifiestan los internos, que tardaría al menos 6 meses según lo que les informó el INPEC.

Los detenidos que se econtraban colgados en las estructuras manifiestaron que sostendían su jornada de protesta hasta tanto no se resolvieran sus peticiones de manera concreta, y la respuesta fue la misma brutalidad de siempre. Manifiestan los detenidos que la directora del establecimiento Dr. IMELDA LOPEZ SOLORZANO, autorizó el ingreso de la guardia a la torre dos, luego de una reunión de concertación que sostuvo con los representantes de las diferentes torres y que se prolongó hasta las 5 p.m., en la que se propusieron y discutieron varias propuestas para mejorar las condiciones de reclusión.

Varios reclusos de la torre 2 en acto de rechazo a las agresiones contra los detenidos que se encontraban protestando, realizaron una jornada de desobediencia civil.

Consideraciones

Para la FCSPP los hechos denunciados constituyen tortura con fines de castigo o retaliación por el ejercicio legítimo a la protesta pacífica que se venía desarrollando, y se suma a las múltiples denuncias por torturas, y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes contra miembros de cuerpo de custodia y vigilancia del establecimiento de alta seguridad de Valledupar.

Estos hechos se producen con posterioridad al llamado que han realizado para el cierre de esta cárcel, diversas organizaciones internacionales y nacionales de Derechos Humanos, la Plenaria de la Cámara de Representantes, 22 Senadores de la Republica y cientos de familiares que en respaldo a la protesta pacífica de los internos por las condiciones inhumanas que padecen solicitaron al gobierno nacional poner fin a esta situación y cerrar la mencionada cárcel, lo que llevó al Gobierno Nacional a anunciar un plan de choque que no se está cumpliendo y que obligó a los detenidos a retomar las acciones de protesta.

De igual manera hace tan solo dos días, en la Comisión segunda de la Cámara de Representantes se adelantó un debate de control político sobre la situación carcelaria en Colombia, en el cual el representante Iván Cepeda dio a conocer como dos guardianes del INPEC en esta cárcel fraguaron un plan para asesinarlo en el marco de una visita de verificación que se realizó en conjunto con el CSPP, en este debate el mencionado congresista solicitó nuevamente al Ministerio de Justicia cerrar la Cárcel de alta y mediana seguridad de Valledupar.

Lamentamos que se decida arremeter nuevamente contra los internos que defienden sus derechos, demostrando las inexistentes garantías para el ejercicio del Derecho a defender Derechos Humanos en las cárceles de Colombia y que este acto constituya un incumplimiento del gobierno nacional que en cabeza de su Ministro del Interior Germán Vargas Lleras se había comprometido hace dos meses en un escenario de dialogo sobre garantías, al que asistían Defensores de Humanos y representantes de la comunidad internacional a dar solución a la problemática de esta cárcel y a que este tipo de acciones no volverían a repetirse.

Fiablemente informamos que los detenidos, sus familiares y la fundación CSPP nos encontramos a la espera de un fallo de segunda instancia de la tutela interpuesta para lograr el cierre de la Tramacua, y que actualmente está en estudio en el Consejo de Estado.

Solicitudes

Al Gobierno Nacional exigimos poner fin a las retaliaciones en contra de los internos y proceder al Cierre de la cárcel de alta y mediana seguridad de Valledupar y la consecuente reubicación a sus lugares de origen de las personas detenidas.

Hacemos un llamado a la comunidad nacional e internacional para exigir al Estado Colombiano garantías para los huelguistas de Valledupar, el CIERRE DEL ESTABLECIMIENTO y el traslado a los lugares de origen de los reclusos como única medida eficaz para que cesen las graves vulneraciones de los derechos humanos de las personas privadas de libertad en este centro de reclusión.