Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Gran fiesta de Fin de año, En la Unión Sindical Obrebra.
“Añejo es diferente de viejo”. Ignacio “Nacho” Paredes.
Antonio Hernández Góez / Sábado 17 de diciembre de 2011
 

“Añejo es diferente de viejo”. Ignacio “Nacho” Paredes.

Acudí a la cita sin haberla siquiera concordado. Sí, entonces no fue una cita, simplemente acudí donde me invitaron. Aunque cita la tuve con mi quehacer como parte de un equipo periodístico, tal cual lo han hecho muchos otros: sin previo aviso y sin preparación, pues no soy periodista ni mucho menos.

Con los nervios que avisan cuan vivos estamos salí de la oficina junto al compañero que hizo la invitación. “La rueda de prensa es en la USO, seguro dirán algo del último tropel que tuvieron”, dijo él mientras caminábamos hacia a las instalaciones de la subdirectiva de la USO Barranca. Preguntamos en portería el lugar donde se había programado la rueda de prensa, bueno en realidad Cesar mi compañero preguntó, yo simplemente por los nervios atiné a saludar con un tímido: “buenas”, como se acostumbra y cuanto los nervios dejan. Al pasar la portería noté que en la cancha de micro fútbol se instalaba una tarima donde muy seguramente se pronunciaría (y en este caso estoy más que convencido que se dará) un discurso de combate muy al estilo y muy a la altura de las peleas que la USO acostumbra y debe dar.

Cuanta sería mi sorpresa al oír decir a Cesar: “mira.... donde van a tocar los corraleros hoy”. Quedé frío... la cancha está enmallada, encerrada, el espacio era algo chico a mi parecer para que Los Corraleros de Majagual tocaran, pensé. Puse una cara de preocupación que Cesar notó enseguida... “fresco esa es la pista de baile”; calma tensa de nuevo. Me centré entonces en la rueda de prensa...

“Ehy men... que hago...” sí, mis queridas y queridos lectoras y lectores (ahora toca decir y escribir así), luego de media hora después de auto asignarme la tarea de acompañar al corresponsal pensé en el ¿qué carajos voy hacer?. “Grábese esto Toñito: ¿qué?, ¿donde?, ¿como?, ¿cuando? y ¿por qué? Eso es lo que debe saber por ahora” dijo Cesar sin vacilar.

Al entrar al recinto noté con preocupación dos cosas, la primera: solo periodistas; la segunda: faltaba una silla... seguramente la mía. Luego del saludo de rigor de todos contra todos, esperamos un rato a quienes dirían lo que tenían que decir... a los directivos de la USO Barranca, pero de nuevo sorpresa. Uno a uno pasaron frente a mis ojos hasta ocupar sus sillas en la austera pero sobria mesa central preparada para la rueda de prensa el director y los cantantes de los “Típicos Corraleros de Majagual”, ahora “Típicos” para diferenciarse de quienes les usurparon a través de una muy mala jugada de derechos de autor el nombre que les corresponde: “Los Corraleros de Majagual”, sí los mismo de “Los Sabanales”, “Tres Tigres” e incontables éxitos bailables más, los que quienes en palabras del maestro Nacho Paredes: “No tienen nada que ver con el motón de falsos positivos esos que usan el nombre de nosotros”.

No hubo protocolo, tan pronto llegaron asistimos al más grande despliegue de espontaneidad, esa que distingue a la gente de la sabana, gente que bastante bien a ejercido una rica hegemonía cultural en Barrancabermeja. Eso sí, la dirección de prensa y comunicaciones de la USO nos impartió unas instrucciones básicas para manejar el tiempo y el espacio de la rueda de prensa, que gustosos aceptamos. Teníamos a los corraleros en frente, los de verdad, ningún falso positivo; eran ellos.

Hablaron de su pasado y su presente, del pasado se puede decir que muy a pesar de las múltiples rupturas idas y venidas de cantantes famosos lograron mantener ese sonido que los caracteriza, de las constantes giras en territorio venezolano, de los bien que les fue hasta el gobierno de Carlos Andrés Pérez, y deciden retornar a Colombia donde gracias a su ausencia de más de una década vieron como nacía a nombre de ellos una buena cantidad de orquestas que llevan un nombre muy parecido al suyo. Contaron anécdotas de sus viajes, de los por qué tardaron tanto en volver a Barrancabermeja, de lo bien que suenan las otras orquestas y me dieron un buen dato como melómano que soy: una orquesta “corralera” es ante todo un formato orquestal, como la charanga cubana, son en esos términos la charanga de Colombia.

Después de aproximadamente media hora de escucharlos me sentí con la necesidad de preguntarles por su futuro y así lo hice, me intrigaba saber como pretendían mantenerse unidos como orquesta, pues luego de escucharlos hablar de la imposibilidad de tocar de seis de sus integrantes me asusté, sí me asuste más, pero ellos son un patrimonio viviente colombiano y fueron los que tocaron el tema, así que me atreví. Maestro Guarín... -dije-, ¿Como están manejando ustedes la renovación generacional de la banda? claro luego de darle mil y un vueltas a la pregunta.

Tenemos una escuela de formación musical corralera 150 niños estudian y yo mismo soy docente... -resumo yo lo que dijo el maestro.

Luego de eso la rueda de prensa acabó en medio del refrigerio habitual. Sin más palabras o eventos importantes que apuntar me acordé del sabio consejo de mi compañero; las cinco preguntas que resumen la rueda de prensa:

¿Qué?

Una fiesta con los “Típicos Corraleros de Majagual”.

¿Donde?

En la USO sub directiva Barrancabermeja.

¿Como?

Fiesta con lechona, gaseosa, cerveza y cinco buenas orquestas: Jamblock, Víctor Rey Reyes, Leo Duran y Cubason acompañando a los corraleros.

¿Cuando?

16 de Diciembre de 2011, 8:00 p.m.

¿Por qué?

Después de las múltiples y arduas luchas emprendidas por justas razones por los compañeros de la USO, vale la pena tomarse una noche para encontrarse con la comunidad barranqueña en medio de una buena fiesta y recordar para mejoras las derrotas y celebrar las vistorias.