Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Martes 21 de Febrero: Esperamos contar con su presencia para continuar en este camino de paz
San Vicente del Caguán 2002-2012: 10 años construyendo paz
“Esta fecha más que una remembranza, es un símbolo de nuestro entusiasmo por seguir adelante”
Corporación Caguán Vive / Lunes 20 de febrero de 2012
 

La llamada “zona de despeje” que incluía los municipios de San Vicente del Caguán – Caquetá - y La Macarena, Uribe, Vista Hermosa y Mesetas – Meta -, decretada en el gobierno de Andrés Pastrana Arango por medio de la Resolución No.85 del 14 de octubre de 1998, que fue derogada el 20 de febrero de 2002, constituyó una esperanza para que en Colombia se diera una salida negociada al conflicto económico, político, social y armado que ha vivido durante casi toda su historia como república. Lo que fuera una iniciativa más para un proceso de paz, que generó desesperanzas en la sociedad por su terminación sin alcanzar los resultados esperados, fue un reto para los habitantes de la región, pues a pesar de esto asumimos el compromiso de continuar construyendo caminos de paz, autogestionando la solución a las necesidades más sentidas de las comunidades, fortaleciendo los procesos organizativos en la búsqueda de una salida negociada al conflicto político, social y armado que vive el país.

Las comunidades hemos entendido en nuestro trasegar que la construcción de la paz exige cambios sustanciales que permitan la superación de un modelo generador de pobreza y de miseria, de exclusión social y de inequidad, lo que facilita el surgimiento y prolongación del conflicto político, social y armado. La acción constante enfocada en desvertebrar esta dinámica es lo que llamamos construcción de paz con justicia social, que debe involucrar: la acción política para consolidar escenarios de justicia social; teniendo como punto de partida la sociedad de base (construcción de paz desde la base), requiriendo que su construcción sea colectiva y desde la sociedad civil, proponiendo líneas claras de desarrollo, buscando el goce efectivo de derechos para todos y todas en una zona estigmatizada pero que procura sin descanso un porvenir donde como ciudadanos podamos construir una patria para vivir dignamente.

Esta propuesta día a día ha requerido y requiere de un compromiso fuerte, sostenido y en avance en el goce de los derechos humanos, para trabajar de manera conjunta con cada una de las organizaciones sociales, instituciones públicas y privadas y todas aquellas personas interesadas en construir colectivamente soluciones que permitan avanzar en este camino de paz.

Durante décadas, desde los tiempos de la colonización campesina de nuestro municipio y de todo el Departamento del Caquetá, sus habitantes hemos demostrado la fibra trabajadora y la inmensa abnegación que nos ha caracterizado.

Arrojados de los más indecibles sufrimientos, sin más ayuda que nuestra propia fuerza y decisión, rompimos todos los obstáculos gubernamentales y afrontando los peligros de una naturaleza feroz, con el solo ánimo de encontrar la felicidad y el sosiego que nos quitaron los grandes hacendados, ganaderos y el mal gobierno, por ellos puesto, llegamos desplazados por la violencia sectaria a estas maravillosas tierras.

Mientras el hombre realizaba hazañas como viajar al espacio y caminar sobre la luna, nosotros campesinos colombianos perseguidos de todo el País, abrimos nuestras fincas a pura fuerza de hacha y machete, y no conocimos jamás “el corazón grande” del gobierno, “solo su mano dura” a la hora de castigar nuestra dignidad. Nuestros jóvenes sin más horizonte que el trabajo rudo se criaron en medio de las más indecibles privaciones teniendo que caminar al lado de los mayores durante dos o tres días con la remesita al hombro, porque aquí no hubo bestias de carga ni carreteras, hasta que nosotros mismos pudimos construirlas.

Nuestras mujeres ejemplo sin par de resignación, acariciaron nuestros niños con sus manos callosas de trabajar a la par del hombre “en el corte”, por eso las caqueteñas, ordeñan, volean machete, cogen café o enlazan una res brava, con la misma maestría con la que amasan una arepa o arrullan a un niño, “¡que viva la mujer campesina!”

La colonización del departamento del Caquetá es pues, un efecto de los distintos procesos de desplazamiento forzado que la exclusión política, la violencia partidista, la constante contrarreforma agraria y la excesiva centralización de las visiones estatales han generado a lo largo de la historia.

Esa búsqueda de encontrar condiciones de vida digna de los habitantes de cada una de las zonas del municipio de San Vicente del Caguán, ha sido el motor fundamental de los procesos organizativos que las comunidades especialmente las campesinas han venido por más de una década desarrollando en esta región, escenarios de coordinación como la Unión de Organizaciones Sociales, Agrarias, Ambientales, de Derechos Humanos, Campesinas e Indígenas de San Vicente del Caguán - UNIOS, se convierten entonces en espacios deliberatorios que buscan por medio de la movilización y la generación de opinión pública exigir de la atención a las problemáticas sociales agravadas por el escenario de conflicto armado que se intensifica en esta región.

En tal sentido, trabajamos en la construcción de procesos de autonomía local y regional, fortaleciendo la toma de decisiones comunitaria, en un ejercicio que nos permite consultar de forma permanente a los habitantes de cada territorio sobre sus propuestas y visiones de desarrollo local y nacional.

Por ello, los invitamos a acompañarnos el martes 21 de febrero de 2012, en San Vicente del Caguán, Caquetá, para que este día, en compañía de las autoridades del Municipio, conozcamos el resultado de una propuesta de desarrollo local construida por las comunidades dentro de la perspectiva de paz con justicia social.

La jornada iniciará a las 10 de la mañana con un saludo de las organizaciones sociales, se continuará con:

ⱷ Palabras de la Administración Municipal

ⱷ Reseña histórica

ⱷ Almuerzo

ⱷ Presentación propuesta de desarrollo local

ⱷ Intervención de representantes de las organizaciones sociales nacionales invitadas

ⱷ Pronunciamiento del Gobierno y la de la Comunidad Internacional frente a la solución al conflicto, político, social y armado y compromiso frente a la propuesta de desarrollo local

ⱷ Firma de Acuerdos

ⱷ Cierre

Convocan:

Unión de Organizaciones Sociales, Agrarias, Ambientales, de Derechos Humanos, Campesinas e Indígenas de San Vicente del Caguán - UNIOS

Asociación Campesina Ambiental del Lozada - Guayabero - ASCAL -G

Asociación Ambiental del Bajo Pato - ASABP

Asociación de Cabildos Indígenas de San Vicente del Caguán - ACISC

Asociación de Pequeños Productores de La Cristalina del Lozada - ASOPEPROC

Asociación Municipal de Colonos del Pato - AMCOP

Asociación Ambiental Troncales - Guacamayas - ASOATROG

Corporación Por la Defensa de los Derechos Humanos - Caguán Vive.

Comité Municipal de Cacaoteros - Comicacao

Corporación para el Desarrollo Veredal Minas Blancas - Picachos - CORPOMIP

Asociación de Juntas de Campo Hermoso

Apoya:

Alcaldía Municipal de San Vicente del Caguán

Domingo Emilio Pérez

Alcalde Municipal

Para obtener mayor información y confirmar su asistencia puede comunicarse al 321 334 1974 y al correo electrónico: corp.caguan.vive@gmail.com