Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Elecciones en Venezuela 2012. Cubrimiento especial de Prensa Rural y AlbaTV
Toque de Diana
César Jerez / Domingo 7 de octubre de 2012
 

Fundador y redactor de la Agencia Prensa Rural. Geólogo de la Academia Estatal Azerbaijana de Petróleos (exURSS). En Bakú obtuvo una maestría en geología industrial de petróleo y gas. Es profesor y traductor de idioma ruso. Realizó estudios de gestión y planificacion del desarrollo urbano y regional en la Escuela Superior de Administración Pública -ESAP de Bogotá. Desde 1998 es miembro de la ACVC. Actualmente coordina el equipo nacional dinamizador de Anzorc. Investiga y escribe para diversos medios de comunicación alternativa.

Las elecciones comenzaron a las tres de la madrugada con el toque de diana, una especie de rito electoral bolivariano, instaurado por los procesos electorales de Chávez. El toque de diana electoral es una especie de alarma, de alerta, es también un llamado que despierta a toda la Venezuela popular y un susto matutino para los que se enfrentan electoralmente a Chávez.

En Caracas las dianas de todos los cuarteles y de todos los barrios populares de las laderas sonaron a las las tres en punto de la mañana, los estruendos de los voladores, los fuegos artificiales y de todo tipo de pólvora festiva ahogaron sus notas, cortaron el sueño, toda Caracas se despertó con la combinación de dianas, pólvora y luces.

Observando ese abrupto, luminoso y sonoro despertar desde un piso 12 del hotel Alba, me imaginé por un momento a la oposición en sus camas, despertada por el estruendo chavista, con tal vez una sola frase en sus mentes: "coño, ya empezaron a bajar, ahí están".

Las mesas de votación se abrieron a las seis en punto de la mañana y todas tenían largas colas esperando la apertura electoral. Visité a pie por lomenos 30 puntos de votación ubicados por casi todo el centro de Caracas, todos llenos de gente haciendo fila para votar, la espera se hace leyendo los diarios, tomando un café, conversando, con mucha paciencia y disciplina. La ciudad está tranquila, no está militarizada, hasta el momento ningun incidente, ninguna provocación, los pronunciamientos de bolivarianos y opositores son para que la gente vote en paz y espere los resultados. A esta hora de la mañana no se nota ningún nivel de tensión.

Se nota si mucha alegría, tal vez ningún otro país vive tan intensamente las elecciones como Venezuela, los venezolanos sienten placer electoral, las elecciones son como un orgasmo en cámara lenta que se prolonga durante más de 12 horas, hasta pasadas las seis de la tarde, después vendrá la tensión de la expectativa y la incertidumbre que durará unas cinco horas, el clímax será para los vencedores, cuando se conozcan los resultados definitivos, hacia las 11 de la noche.