Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Fue hallado sin vida en territorio ocupado por la policía
Asesinato de joven mapuche en Chile: indignación del pueblo, silencio del gobierno
Alba TV / Lunes 12 de agosto de 2013
 

El martes 6 de agosto fue hallado sin vida el cuerpo de Rodrigo Melinao en una zona considerada territorio indígena, aunque es ocupada por fuerzas de seguridad hace años. Los familiares, la comunidad mapuche y la opinión pública sospechan que el joven fue asesinado por carabineros.

El predio donde fue hallado el cuerpo de Melinao forma parte del sector cerro Chiguayhue en la comuna de Ercilla. Si bien es territorio indígena, hace años es ocupado por fuerzas de seguridad. Los habitantes de la zona aseguraron que “sólo la policía transita por ese lugar”. Meliano murió por un impacto de escopeta en el tórax.

Rodrigo Melinao tenía 26 años de edad y formaba una familia con su esposa y dos hijos. Tenía una condena de cinco años de cárcel por la supuesta quema de predios forestales en la zona, pero su defensa había presentado un recurso de nulidad.

Horas antes del asesinato, la comunidad mapuche realizó una protesta en Santiago en reclamo por la devolución de sus tierras. La protesta culminó con enfrentamientos y represión por parte de los carabineros contra los manifestantes.

Tras conocer la noticia del crimen, los comuneros mapuches, la familia y la opinión pública del país responsabilizó al Estado, puntualmente a los carabineros. Los mapuches reclaman la devolución de sus tierras en la región de Araucanía, que actualmente son ocupadas por industrias forestales y papeleras del grupo Matte y por las industrias de celulosa del grupo Angelini que además ocupa sus ríos y mares. Ambas empresas, apoyadas por el gobierno nacional, son conformadas por capitales extranjeros.

La indignación

Al conocerse la noticia, la comunidad mapuche, los familiares de Rodrigo y gran parte de la opinión pública del país señaló a los carabineros como responsables. El gobierno tardó dos días en pronunciarse, mientras que los medios de comunicación no informaron sobre el caso. No obstante, muchas personas se movilizaron en el país como repudio al crimen y como consecuencia de un malestar general a partir de la posición indiferente que adoptó el gobierno frente a lo que denominan “el conflicto mapuche”. En Santiago, unas 200 personas se manifestaron cortando el tránsito, lo que ocasionó una nueva represión sobre los manifestantes, muchos de ellos mapuches.

El miércoles, los carabineros salieron a despegarse del caso, a través de su jefe Gustavo Gonzalez, quien argumentó que “de acuerdo con los antecedentes que manejamos, no hay utilización de armamento ni algún procedimiento policial de Carabineros que se vincule con este hecho”. Por su parte, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, reconoció ayer que hubo un homicidio cometido con una escopeta, pero nada más.

Por su parte, Ben Emmerson, asesor de las Naciones Unidas en materia de Derechos Humanos y lucha contra el terrorismo, ha denunciado que el Gobierno de Chile utiliza la legislación en materia antiterrorista “de manera arbitraria y confusa” contra el pueblo mapuche. «”Un carabinero que mata a un mapuche sigue libre y ejerciendo sus funciones, y alguien que quema un fardo cumple siete años en prisión”, asevera este consultor de la ONU.

Los familiares denunciaron que las fuerzas policiales retuvieron el cuerpo de Melinao más tiempo que el requerido para este tipo de procedimientos. Fue recién ayer que la justicia le entregó los restos del joven a sus seres cercanos. Mañana será velado en su comunidad.