Corporación Caguán Vive
:: Caquetá, Meta y Guaviare Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Paro nacional agrario y popular
Fuerzas armadas prohiben ejercer el derecho a la protesta en Caquetá
Corporación Caguán Vive / Viernes 23 de agosto de 2013
 

El día 19 de agosto, las comunidades campesinas provenientes del municipio de la Montañita de la Inspección de la Unión Peneya, con destino de la ciudad de Florencia, fueron detenidas en 4 puestos de control irregulares, instalados por el Batallón de Infantería N°35 Héroes del Güepi y del Batallón Liborio Mejía, donde fue decomisada gasolina, hubo registro fotográfico y grabaciones por parte de las fuerzas militares, situación que se repitió en la inspección de San Antonio de Getucha municipio de Milán.

Por más de 3 horas fue detenida la delegación de la Asociación Campesina del Losada-Guayabero (Ascal-G), el día 17 de agosto a las 6 pm, en el retén ubicado en la vía que conduce de Florencia al aeropuerto Gustavo Artunduaga Paredes, la suspensión por un año de la licencias de conducción de los conductores de los 4 mixtos y dos buses que transportaba la gente, el decomiso de combustible (gasolina) registros fílmicos y fotográficos por parte de la policía de Florencia y tropas del batallón Liborio Mejía, cuyos operativos eran dirigidos por el Capitán Juan Manuel Suárez, jefe de la seccional de Tránsito de la Policía en el Caquetá y el Coronel Rodrigo Cepeda del Batallón Liborio Mejía del Ejército Nacional.

El día 19 de agosto se presentó la detención arbitraria de 5 campesinos pertenecientes al municipio de Cartagena del Chairá que se encontraban a las afueras del coliseo ubicado en la vía aeropuerto, fueron retenidos y trasladaron al comando de policía con la excusa de verificar sus antecedentes y fueron obligados a permanecer toda la noche dentro de la instalaciones del comando de policía, al otro día fueron dejados libres.

Teniendo en cuenta lo expuesto con anterioridad, convocamos a las instituciones competentes del gobierno nacional y local a garantizar el legítimo derecho a la protesta, protegiendo la integridad de los participantes a la Jornada Nacional; tal como lo expone la Corte Constitucional en Sentencia C – 742/12 “La protesta social tiene como función democrática llamar la atención de las autoridades y de la opinión pública sobre una problemática específica y sobre las necesidades que ciertos sectores...” Es por ello que se establece como un derecho de carácter fundamental Art 37 Constitución Política de Colombia “toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente…” que ni siquiera un estado de excepción puede restringir su ejercicio.