Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Fortalecer paro campesino y popular ante negativa del gobierno nacional
Nelson Lombana Silva / Lunes 7 de octubre de 2013
 
Gilberto Salinas Novoa interviene. Foto Nelosi

Nelson Lombana Silva

Un grupo de campesinos del municipio de Ibagué, que participaron del paro campesino y popular, se reunió en esta ciudad hoy en horas de la mañana, con el fin de reorganizar la mesa municipal de interlocución MIA, balancear el pliego nacional de peticiones agropecuarias y populares, y dimensionar la gesta campesina y popular ante la tozuda posición del gobierno Santos de negarse a generar soluciones concretas y plausibles a favor de los profesionales del campo.

La conclusión final es que hay que reorganizar al campesinado para volver a las carreteras y calles del Tolima y de Colombia ante la forma displicente como el presidente Juan Manuel Santos Calderón viene asumiendo la discusión de la agenda propuesta. Se señaló, incluso, que las “famosas” dignidades estarían estudiando la posibilidad de volver a la pelea ante el incumplimiento del mandatario nacional. “Santos no cumple la palabra”, dijeron los labriegos al participar de la reunión.

El informe presentado por el dirigente nacional de la MIA, Urbano García Cáceres, no fue halagador, al afirmar el poco interés del presidente Santos por estudiar la agenda y darle una respuesta concreta. “Comenzó mandando ministros y en las últimas reuniones se han hecho presentes algunos viceministros con muy poca capacidad de decisión”, subrayó el dirigente campesino.

El encuentro campesino fue coordinado por Gilberto Salinas Novoa, dirigente del Sindicato de Trabajadores Agrícolas del Tolima (Sintragritol); Danilo López Carrero, presidente de acueductos comunitarios; y José Ángel Hernández de Astracatol.

Danilo López Carrero hizo una defensa del sector campesino, llamó a la unidad y a la organización cada vez con más decisión y coraje. “El sector más productivo en Colombia es el sector agrario. Este país no es industrial, es agropecuario”, señaló.

López Carrero criticó duramente la política de la Federación Nacional de Cafeteros, destacando la necesidad de su democratización y depuración ante tanta corrupción. Recordó la cantidad de bienes que tenía y que se esfumaron sin que nadie hasta el momento dé una respuesta satisfactoria. “Tuvieron hasta la Flota Mercante Grancolombiana, el orgullo de Colombia en los mares, dineros de los caficultores, pero la vendieron y se robaron la plata, no nos entregaron cuentas”, agregó.

Para buscar un bienestar para los campesinos hay que fortalecer la unidad, la organización y tomar conciencia, responsabilidad y decisión, agregó Danilo López Carrero.

Gilberto Salinas Novoa insistió en la necesidad de ir madurando la idea de un paro cívico departamental capaz de expulsar del Tolima a las multinacionales y transnacionales que vienen a convertir en desierto el territorio pijao para ellas llevarse el oro y contaminar el agua. “Más del 70% del territorio tolimense ya está concesionado a estas multinacionales y transnacionales”, destacó.

Raúl Rojas González instó a los asistentes a luchar, además de por reivindicaciones economicistas, por acciones políticas. En ese sentido, señaló: “Los campesinos tenemos que unirnos para enfrentar el neoliberalismo y cambiar el sistema capitalista, porque es inhumano y salvaje”.

Los campesinos expresaron la necesidad de socializar la agenda en discusión aprovechando las reuniones de las juntas de acción comunal. De igual manera, cerrarles el paso a los intermediarios y robustecer las plazas de mercado. “Se debe fortalecer la comercialización”, dijo un líder labriego del cañón del Combeima.