Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Mandato campesino para la formulación de una propuesta de territorio intercultural en el Catatumbo
Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat / Viernes 8 de agosto de 2014
 

Los campesinos y las campesinas provenientes de las veredas La Guadalupe, Caño Negro, Ríochiquito, La india, El Chorro de los Galvis y San Martín, así como los representantes de los comités de bogas y obreros, nos reunimos los días 1 y 2 de agosto del 2014 con el fin de ser consultados previamente sobre cómo construir una propuesta territorial que permita articular las distintas formas de defensa del territorio que levantamos indígenas y campesinos. Ante esta consulta queremos manifestar nuestro consentimiento previo libre e informado, a la invitación de la Asociación Campesina del Catatumbo de formular una propuesta de territorio inter cultural que permita la convivencia pacífica del pueblo Barí y de todas las comunidades campesinas de la región.

Adicionalmente, en nuestra calidad de expresión del constituyente primario, queremos mandatar que la construcción de esa propuesta observe los siguientes criterios:

1. El territorio intercultural será un territorio para la paz

2. El territorio Intercultural será para unificar la defensa del territorio para las comunidades que en el habitan

3. El respeto de las dos culturas, en el marco de las diferencia entre ellas como garantía para el desarrollo del territorio intercultural

4. Dignificación de la vida campesina e indígena.

5. El territorio intercultural debe construirse a través de las consultas previas de las dos comunidades y debe ser ampliamente difundida.

6. Los acuerdos entre indígenas y campesinos deben ser por escrito.

Teniendo en cuenta los pilares fundamentales del territorio intercultural, los campesinos nos recogemos en el plan de desarrollo de la zona de reserva campesina planteado, pero en el marco del territorio intercultural proponemos lo siguiente:

a) Propiedad:

Se propone que el título de propiedad en todo el territorio intercultural debe ser de propiedad colectiva, pero la forma de relacionamiento con la tierra (trabajo) debe ser específico de acuerdo a sus culturas, es decir, a la comunidad campesina se le respetaran para el usufructo cultural los linderos constituidos en la actualidad, esa verificación de linderos la realizará una comisión intercultural quien defina los límites de los predios, los cuales no podrán ser aumentados de área.

Los terrenos donde no habitan campesinos en la actualidad serán destinados para la conservación del medio ambiente y el desarrollo cultural de los pueblos indígenas.

b) Uso de los recursos naturales:

El relacionamiento con los recursos naturales y el ambiente se debe comprender desde la cosmovisión diferenciada de las culturas presentes en el territorio, por lo cual se plantearon la construcción de medidas y/o reglamentaciones que garanticen el desarrollo cultural siempre sobre la base del ordenamiento territorial hacia la conservación.

Por lo cual se definió:

Frente a la Tala:

Queda totalmente prohibida la tala para uso comercial en el territorio intercultural, solo se permitirá la tala para uso exclusivo de las comunidades.

La tala se permitirá únicamente dentro de los predios campesinos, excepto en los sitios prohibidos cerca a la rivera del río, caños, nacederos de ríos o sitios de importancia ambiental.

Cada campesino destinará mínimo el 10% de sus predios para bosques.
El pueblo Barí realizará talas y aprovechamiento forestal de acuerdo a sus necesidades culturales.

Frente al Agua:

Queda rotundamente prohibido el arrojo de cualquier tipo de basuras al río.

La ronda hídrica de los ríos debe ser según el tamaño de la cuenca en ríos grandes debe ser 50 metros, en ríos pequeños debe ser de 30 metros.

En los nacimientos de agua se dejarán 100 metros a la redonda.

En los lugares donde actualmente no haya ronda hídrica se hará la respectiva reforestación con árboles nativos.

Las juntas de acción comunal en los territorios para la comunidad campesina serán quienes reglamenten el uso del agua.

El pueblo Barí será libre en su captación de agua entendida desde el desarrollo cultural de su comunidad.

Frente a las basuras:

La comunidad campesina podrá realizar quemas de los plásticos, el resto de residuos se deberán enterrar

Frente a la pesca:

En la rivera del río Sanmiguel la pesca será únicamente para consumo propio y se prohibirá la pesca para el comercio.

La pesca se realizará con atarraya de 3 puntas (tres dedos), se prohíbe la pesca de peces más pequeños.

Se prohíbe la pesca que no sea realizada de manera artesanal (químicos).

La pesca para el pueblo Barí se desarrollara libremente bajo los parámetros de su cultura.

No existirá prohibición de pesca en ninguna temporada del año, solo se controlará su tamaño.

Frente a la caza:

La caza se permitirá en animales grandes (adultos).

No se podrá cazar con perros.

Que sean las juntas de acción comunal en los territorios campesinos quienes reglamenten los periodos de cacería.

La caza con trampa se podrá realizar únicamente en los predios campesinos, fuera de esta se prohíbe el uso.

Se prohibirá la casa en territorio Barí.

Frente a la minería:

Las explotaciones mineras a realizarse en el territorio intercultural deberán ser consultadas con las comunidades bajo la figura de consulta previa intercultural para la aprobación de las mismas.

El territorio intercultural define que no está contemplado ningún tipo de explotación minera.

Frente al suelo:

La utilización de los suelos se hará solo para el sostenimiento de las familias que habitan el territorio con cultivos autónomos de la región.

La utilización de estos suelos debe ser acompañada por estudios técnicos que permitan identificar y garantizar un uso sostenible de ese recurso.

La utilización del suelo no será para cultivar grandes extensiones, ni cultivos ajenos a la producción campesina-indígena.

Se construirá con apoyo técnico y financiación del estado programas de sustitución gradual de ingresos campesinos e indígenas derivados del cultivo de la coca.

Se construirá un programa gradual de sustitución de insumos químicos para la producción, se realizará con productos orgánicos.

c) Cómo se tomaran las decisiones:

La toma de decisiones se hará colectivamente (entre indígenas y campesinos) los cuales estarán representados por parte de los indígenas en su consejo de caciques y por parte de los campesinos en la junta directiva de la Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT) elegidos por la comunidad representada en juntas de acción comunal y los diferentes comités y expresiones con presencia en el territorio.

Para el cumplimiento, seguimiento y vigilancia de las normas ambientales se creará un espacio en conjunto entre indígenas y campesinos que permita dinamizar el control y cumplimiento de las normas ambientales estipuladas para el territorio intercultural.