Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Con el 99,9% de los votos escrutados, el partido opositor de izquierda Syriza ha ganado las elecciones parlamentarias de Grecia con el 36,3% de los votos, obteniendo 149 escaños en el Parlamento
¿Cuáles son las ideas de Alexis Tsipras para Grecia y Europa?
Solidaridad, cohesión social y democracia, son las palabras que ha venido repitiendo Alexis Tsipras durante su carrera política
César Jerez / Lunes 26 de enero de 2015
 

"Grecia es un país al que han elegido como ratón de laboratorio los dirigentes europeos de la austeridad más dura y más cruel, los resultados de esta política no se los deseo a nadie", solía repetir Alexis Tsipras durante sus discursos de campaña al Parlamento Europeo, al cual fue electo.

El que ahora denominan los medios oficiales "líder de la izquierda radical griega", antes se había convertido en el líder más visible de Syriza, una coalición de plataformas políticas progresistas y de izquierda que buscaban ser una alternativa de poder electoral en Grecia en un contexto de crisis: millones de desempleados, la venta del Estado y una deuda creciente. Su deuda pública en 2014 fue de más 321.000 millones de euros, un 176 % del PIB y su deuda per cápita llegó a ser de 28.859 € euros por habitante.

Grecia es un país con 131.960 Km2, cuenta con una población de 11.032.328 personas y vivió históricamente del sector agropecuario.

"Lo que ha ocurrido en grecia es algo que queramos reproducir o es una tregedia social que hay que evitar en el resto de Europa" se preguntaba frecuentemente Tsipras, al aleccionar a sus seguidores.

Grecia conoció su séptimo año consecutivo de recesión en 2014 cuando el crecimiento del PIB se contrajo en -4.5%.

Las recetas del capital, el neocolonialismo alemán

La troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI) siguió presionando al gobierno griego y logró una baja de los costos salariales para, segun ellos, aumentar la competitividad del país, lo cierto es que la rebaja de los salarios y los recortes sociales significaron la mayor catástrofe social conocida en Europa.

La receta, que es la misma del gobierno alemán para los países más afectados por la crisis del modelo en el sur de Europa, representa todo un menu de imposiciones neocoloniales de parte de la economía más fuerte en Europa, la alemana.

Según la Troika, el anterior gobierno conservador, atendiendo el plan de austeridad, logró "restablecer las cuentas y presentar un excedente primario", lo que sumado a un supuesto "mejor comportamiento de la deuda" se reflejaba un proceso de "reequilibrio de la economía". Según los voceros oficiales los precios habían comenzado a bajar y el consumo había frenado su caída. La Troika pedía más privatizaciones del sector público al considerar que el programa de privatización no funcionaba adecuadamente, al igual que el plan de reducción del número de funcionarios. En realidad se ha venido vendiendo practicamente a todo el Estado griego. Por lo tanto, la indignación estaba a flor de piel y en las calles.

El impacto de las elecciones griegas en Europa

Ahora lo que se viene es una negociación del nuevo gobierno griego con la Troika en un marco de periodo de elecciones en algunos paises europeos: Finlandia (19 de abril), Reino Unido (7 de mayo) y España (en noviembre a más tardar).

Países con intereses en la deuda y países víctimas del modelo especulativo podrían entrar a definir electoralmente si perdura el modelo de austeridad neocolonial de Ángela Merkell o se abre paso una rebelión de los electores de los países del sur de Europa.

El caso de "Podemos" y su proceso en España, relativamente similar al de Syriza en Grecia, podría establecer una nueva ruta de salida de la crisis y una nueva relación con el poder hegemónico de Alemania al interior de la Unión Europea.

Inicio pragmático

En sus primeras horas post-triunfo electoral Tsipras ha demostrado un frío pragmatismo político sin precedentes, ha conformado gobierno contando con el aval de una formación de centro-derecha, el Partido de los Griegos Independientes, cercanos a la iglesia ortodoxa griega, con la que comparte su oposición a la formula europea de negociación de la deuda externa.

Ambos partidos suman 162 escaños del Parlamento, una holgada mayoría en un parlamento que cuenta con 300 cupos.

Syriza se junta con la sexta formación salida de las urnas, presciendo de las principales fuerzas, ahora en la oposición, entre ellas los comunistas (5%) y los socialdemócratas.

Las ideas de Tsipras