Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Rechazamos la amenaza de muerte contra César Jerez y exigimos una investigación urgente y responsable
 

La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – ANZORC, en representación de los 54 procesos organizativos que construyen Zonas de Reserva Campesina en Colombia, como figura territorial para materializar sus ideales de acceso a la tierra y desarrollo rural en búsqueda de la paz con justicia social, pone en conocimiento de la opinión pública el siguiente grave hecho:

El pasado martes 27 de enero del año en curso, el medio de comunicación virtual Las2Orillas publicó en su portal un hecho noticioso bajo el titular: “Nuevas amenazas contra líderes sociales y de opinión”, contenido en el siguiente enlace: http://www.las2orillas.co/nuevas-amenazas-contra-lideres-sociales-de-opinion/

Dicha publicación hace alusión a una amenaza de muerte lanzada en el presente mes por parte de un grupo que se autodenomina “COLOMBIANOS POR LA PACIFICACION” en contra de varios líderes sociales entre ellos, CÉSAR JEREZ– dirigente de la ANZORC, quien ha venido trabajando durante 17 años incansablemente por el reconocimiento de los derechos de las comunidades campesinas en Colombia. César Jerez hace parte de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra –ACVC, que en 2010 recibió el Premio nacional de Paz y es co-fundador de la Agencia Prensa Rural, una plataforma de comunicación dedicada a la defensa de los derechos humanos del campesinado y a la construcción de paz. César es vocero del paro campesino del Catatumbo en las negociaciones con el Gobierno y tambien uno de los voceros de las negociaciones del Gobierno con la Cumbre Agraria. César es también militante de la Marcha Patriótica y en la actualidad representa al campesinado de las Zonas de Reserva Campesina en el Consejo Nacional de Paz.

La amenaza publicada es del siguiente tenor:

“COLOMBIANOS POR LA PACIFICACION

DE CONFORMIDAD CON LOS VALORES UNIVERSALES, LOS PRINCIPIOS Y LAS BUENAS COSTUMBRES, INVITAMOS A FAMILIARES Y SERES QUERIDOS DE LOS ABAJO RELACIONADOS A QUE DISFRUTEN DE SU COMPAÑIA LOS ULTIMOS DIAS ANTES DE QUE LIMPIEMOS A LA PATRIA DE ESTA CALAÑA DE GENTES QUE HACEN CASO OMISO A NUESTRAS ADVERTENCIAS CIVILIZADAS, NO SOLAMENTE SON ALCAHUETES DE LAS FARC Y EL ELN, SINO QUE AHORA QUIEREN QUE LA SOCIEDAD ENTERA LES RECIBA CON LOS BRAZOS ABIERTOS COMO SI FUERAN HEROES, SIENDO QUE SÓLO SEMBRARON SANGRE, TERROR, MISERIA Y ATRASO, POR LO TANTO ALLA CON TODOS LOS SANTOS ESTARAN EN LA GLORIA, PERO AQUI NO LOS SOPORTAMOS MAS…

POR EL ALMA BENDITA DE:

CESAR JEREZ, JESUS VARGAS, HILDA GARCIA, AMAURI PADILLA, ALEJO SUAREZ, FRANCISCO DE ROUX, PACHO GALAN, FERNANDO HERNANDEZ, LUIS SANABRIA, ALBERTO CABESAS, FELIPE TORRES, HERNANDO HERNANDEZ, LEON VALENCIA, ALVARO BILLARRAGAS, Y DEMAS SECUACES Y COMPLICES.
ENERO DE 2.015.

COLOMBIANOS Y COLOMBIANOS POR LA PACIFICACION QUEREMOS UN PAIS EN PAZ, SIN IMPUNIDAD NI CRIMINALES GOZANDO SIN TENER VERGUENZA DEL DAÑO QUE HAN CAUSADO DURANTE 50 AÑOS.”

Es preciso manifestar que al hecho referido no puede caracterizarse como aislado; por el contrario, obedece a la sistemática persecución y estigmatización en contra de los líderes sociales, adelantada por agentes del estado y grupos paramilitares, quienes en su proceder desconocen la importancia de la labor que estos líderes desempeñan en el ejercicio de la defensa de los derechos humanos y la reivindicación de la población marginada. Esta persecución acaba de terminar con la vida del dirigente del Congreso de los Pueblos, Carlos Pedraza.

Actuaciones que además son violatorias de los derechos contenidos en la constitución política, e instrumentos internacionales como la “Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos” que establece en su artículo 12 numeral 2. la siguiente obligación en cabeza del Estado: “El Estado garantizará la protección por las autoridades competentes de toda persona, individual o colectivamente, frente a toda violencia, amenaza, represalia, discriminación, negativa de hecho o de derecho, presión o cualquier otra acción arbitraria resultante del ejercicio legítimo de los derechos mencionados en la presente Declaración.”

Por lo anterior solicitamos a las plataformas de derechos humanos, organismos internacionales, colectivos de abogados, agencias de cooperación internacional, embajadas, y demás organizaciones hermanas se pronuncien en solidaridad sobre esta amenaza.

Por ultimo manifestamos nuestro rotundo rechazo a este tipo de amenazas y ataques en contra del proceso que estamos adelantando en búsqueda del reconocimiento y materialización de los derechos de los campesinos y campesinas de Colombia, y demandamos de las autoridades civiles, judiciales y militares su acción efectiva y urgente para frenar este tipo de situaciones, y esclarecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar, para dar con la identificación y judicialización de los responsables; y además desplegar las medidas preventivas a que haya lugar para evitar que las amenazas referidas puedan llegar a concretarse.