Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Cahucopana se solidariza con campesinos de refugio humanitario en Tierralta- Córdoba
Cahucopana / Lunes 16 de marzo de 2015
 

Los campesinos de la región de Alto Sinú, particularmente del municipio de Tierralta, departamento de Córdoba, han tenido que afrontar una grave situación humanitaria reflejada en la inasistencia y falta de acceso a derechos fundamentales. Esto ha llevado a que las comunidades que habitan allí se organicen en búsqueda de garantías para el respeto a la vida, la paz y la permanencia en el territorio. La violación de derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario vienen sometiendo a los pobladores de la zona y a las organizaciones campesinas al aumento de la estigmatización y señalamientos por parte de diversos actores armados legales e ilegales que confluyen en la región.

Las acciones en contra de la población hicieron que la Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú (Asodecas), junto a otras organizaciones defensoras de derechos humanos, convocaran a la primera Acción Humanitaria en el corregimiento de Crucito los días 26 y 27 de abril del año 2013 con el fin de denunciar y divulgar la crisis humanitaria que viven las comunidades. Para aquella época eran frecuentes las violaciones de derechos humanos, fumigaciones indiscriminadas sobre los cultivos de pan coger, fuerte presencia paramilitar, constantes señalamientos, hostigamientos y detenciones arbitrarias por parte de las fuerzas militares y la persecución, estigmatización y criminalización contra la organización campesina.

Estos hechos casi dos años después se siguen presentando sin que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto. Es preocupante que aunque los campesinos e indígenas han integrado varios espacios regionales y departamentales para llegar a acuerdos con la administración, los esfuerzos han sido fallidos y las consecuencias de esta negligencia y desinterés dejan nefastos resultados como la muerte de un joven por las aspersiones aéreas, asesinatos y varias explosiones de artefactos dejados por el Ejército Nacional.

Por ello la Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (Cahucopana) se solidariza con las justas luchas de los campesinos e indígenas de Tierralta organizados en Asodecas y acompaña el Campamento de Acción Humanitaria declarado en la región desde el pasado 11 de marzo.

Cahucopana hace un llamado para que cese la militarización, las estigmatizaciones, el bloqueo económico por parte de la Fuerza Pública, se garantice la vida e integridad de la comunidad, se haga la debida inversión por parte del Estado en materia de salud, educación, vías de penetración y subsidios para los campesinos; todo ello concertado en la mesa de negociaciones propuesta por la comunidad.

Se solicita el acompañamiento por parte de organismos nacionales e internacionales y de organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos con el fin de visibilizar y denunciar la situación por la que atraviesan las comunidades