Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Grave situación de DDHH en Barrancabermeja
 

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) llama la atención sobre la grave situación de derechos humanos que se presenta en la ciudad de Barrancabermeja, donde en la última semana fueron asesinadas siete personas y no cesan las amenazas contra defensores de derechos humanos.

Dos de las personas asesinadas entre los días 20 y 24 de abril eran mujeres. Cabe destacar que en lo que va corrido del año ya van 32 asesinatos, en su mayoría jóvenes y mujeres madre cabeza de familia. Gran parte de estos crímenes están asociados al control de drogas y de territorio

Se recuerda que el 9 de abril del presente año la Secretaria Técnica del Movice, Capítulo Barrancabermeja, recibió una amenaza de muerte directa y desde el 20 de abril ha estado circulando en esa ciudad un panfleto amenazante, firmado por un grupo que se autodenomina “La mano que limpia”.

En el panfleto se informa que a partir de las 10:00 p.m. toda persona que esté en la calle o en esquinas está bajo el riesgo de ser víctima de muerte bajo la modalidad de la mal llamada “limpieza social”. Por tal motivo, la situación de riesgo en esta ciudad es alta y se teme una nueva ola de violencia.

Para las víctimas de crímenes de Estado organizadas en el Movice Barrancabermeja es preocupante que estos hechos vengan ocurriendo a puertas de la salida de la cárcel de Julián Bolívar, jefe paramilitar del Bloque Central Bolívar que operó durante tantos años en la región

De otro lado, a nivel nacional, en lo que va corrido de 2015 el Movice ha sufrido más de 20 agresiones en contra de sus integrantes. Además de la región del Magdalena Medio, en diferentes departamentos del país se han presentado estas agresiones, entre ellas: Sucre, Atlántico, Caldas, Norte de Santander, Boyacá, Cauca, Valle del Cauca y en la ciudad de Bogotá.

También se han registrado agresiones como atentados, seguimientos, señalamientos, estigmatización y amenazas, entre otras. Entre las regiones que más agresiones presentan están las de Sucre y Magdalena Medio, lugares donde el paramilitarismo posee una fuerte presencia y donde se les amenaza a los integrantes de dichos capítulos del Movice por la defensa que hacen de los derechos humanos.

Las víctimas exigen al Gobierno Nacional garantías reales de no repetición y que informe cuál es el plan de contingencia que aplicará para evitar que los jefes paramilitares postulados a la Ley 975 de 2005 y que están próximos a salir de las cárceles no continúen delinquiendo y que esto no agrave la situación de derechos humanos en el país.

Se reitera, además, la exigencia en materia de justicia, verdad y reparación, que en muchos de estos casos no se garantizó a las víctimas de grupos paramilitares.