Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Detienen programa de desminado para reforzar seguridad
Por su parte, la Delegación de Paz de las FARC dio a conocer un comunicado lamentando la muerte del soldado Wilson de Jesús Martínez y reafirmando su compromiso de continuar aportando en desarrollo del acuerdo de descontaminación del territorio de artefactos explosivos.
Agencia Prensa Rural / Jueves 16 de julio de 2015
 

El general colombiano Rafael Colón, director de Acción Integral contra Minas Antipersonas, confirmó hoy que el programa piloto para erradicar esos artefactos estará detenido hasta tanto concluya la revisión de los protocolos de seguridad.

El experto explicó que luego de la muerte de un soldado la víspera en El Orejón, sitio antioqueño por donde comenzaron esas faenas, fue preciso suspender temporalmente el proyecto de desminado acordado entre el Gobierno y las insurgentes FARC-EP.

Debemos adoptar disposiciones adicionales para proteger la vida de quieres realizan las misiones de descontaminación, afirmó en declaraciones a BluRadio. Según Colón en este momento grupos especializados reajustan las medidas para posibilitar que las operaciones pactadas continúen dentro de esa localidad, pero sin riesgo para los equipos que las ejecutan.

El uniformado era integrante de la comisión la cual buscaba erradicar esos aparatos explosivos, sembrados en todo el territorio colombiano, con excepción del archipiélago de San Andrés.

Por su parte, la Delegación de Paz de las FARC dio a conocer un comunicado lamentando la muerte del soldado Wilson de Jesús Martínez y reafirmando su compromiso de continuar aportando en desarrollo del acuerdo de descontaminación del territorio de artefactos explosivos.

En los operativos de desminado, iniciados la semana previa, participan efectivos del Ejército, miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y la organización Ayuda Popular Noruega.

Se trata de la primera iniciativa para reducir la intensidad del conflicto interno que emprenden de manera conjunta ambas partes beligerantes.

Tal programa prevé, además, la eliminación de artefactos explosivos improvisados y municiones sin detonar.

Representantes gubernamentales y de las FARC-EP dialogan en Cuba desde 2012 para hallar una solución concertada a la guerra interna.

Sólo las minas antipersonas dejaron unas 11 mil víctimas entre muertos y heridos, en tanto el registro general de fallecidos por la larga conflagración ronda la cifra de 230 mil ciudadanos.

Con información de Prensa Latina