Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Detenido bajo montaje judicial
Libertad para Carmelo Agámez
 

“Carmelo Agámez es defensor de derechos humanos y líder del MOVICE en San Onofre, Sucre. Su vida ha estado consagrada a denunciar los crímenes cometidos por los paramilitares y los políticos corruptos (…) En la década de 1980 militó en la Unión Patriótica y por esa causa sufrió un atentado, la prisión y el exilio. Luego, como el resto de sus coterráneos, soportó los rigores del régimen de terror y esclavitud que se instauró bajo el mando del jefe local de las Auc, Rodrigo Mercado Peluffo, alias Cadena. Vio a muchos de sus amigos y vecinos ser llevados a la hacienda El Palmar, donde fueron torturados, asesinados y enterrados en fosas comunes, por órdenes de los jefes políticos del departamento. No obstante, a diferencia de muchos que se sometieron, Carmelo inició una resistencia silenciosa. Organizó a los campesinos a quienes les habían sido arrebatadas las tierras, contribuyó a formar a otros líderes y, cuando maduraron las condiciones, impulsó la revuelta que permitió romper el miedo colectivo”. 1

En agosto de 2006 se realizó una reunión en San Onofre donde paramilitares acordaron apoyar la alcaldía de Edgar Revollo. Miembros del MOVICE Capítulo Sucre hicieron seguidamente una marcha en Sincelejo para denunciar la reactivación del paramilitarismo en la región. El 8 de noviembre de 2006 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (DDHH), otorgó medidas cautelares para 17 líderes sociales, varios de ellos integrantes del Capítulo Sucre, luego que se conociera una lista de exterminio que al parecer fue elaborada por políticos que se encontraban comprometidos con la estrategia paramilitar en la región. Actualmente 9 de los 17 protegidos por las medidas han sido asesinados/as y Carmelo Agámez está injustamente preso.

El 27 de noviembre de 2006 el MOVICE conjuntamente con la Comisión de DDHH del Senado, realizaron una Audiencia Ciudadana por la Verdad en el municipio de San Onofre que contó con la presencia de 1500 personas y se realizaron unas 300 denuncias de violaciones a los DDHH y actos de corrupción. A raíz de las denuncias presentadas en la Audiencia fueron detenidos semanas después varios paramilitares, políticos y el exalcalde de San Onofre Jorge Blanco Fuentes. Luego de la Audiencia se incrementaron los hostigamientos contra miembros del MOVICE que desencadenó el desplazamiento forzado de alrededor de quince miembros del Capítulo Sucre hacia otras partes del país y en un caso, al exilio.

“El 15 de noviembre de 2008, Carmelo Agamez fue detenido por la Fiscalía y posteriormente trasladado al patio 2 de la prisión La Vega en Sincelejo, compartiendo el patio de la penitenciaría con algunos de los jefes paramilitares y de los políticos que él acusó y ayudó a detener. Un fiscal de Sincelejo lo sindica de conspiración para cometer crímenes con los grupos paramilitares. El proceso judicial está montado sobre una serie de irregularidades y sobre las acusaciones que hace la esposa del ex alcalde Jorge Blanco y un ex-concejal, Luis Carlos Hocón Blanco, del municipio de Rincón del Mar, a quien se le ha probado judicial y extrajudicialmente sus reales vínculos con el paramilitarismo. A Carmelo este falso testigo le acusa de haber participado en una reunión en el corregimiento de Berrugas, municipio de San Onofre, en el año 2002, para acordar el apoyo de paramilitares en su candidatura para ser concejal en el período 2003-2007. Acusación absurda pues Carmelo es miembro de un partido de oposición, sus electores y bases de apoyo fueron sistemáticamente amenazados por las estructuras paramilitares en plena campaña electoral. El proceso al cual está vinculado el defensor de ddhh se inició en junio de este año y en él se encuentran 30 políticos de San Onofre por vínculos con el paramilitarismo.”2

Luego de la detención de Carmelo se presentaron una serie de llamadas del paramilitar conocido como Jhony Rodríguez a la hija de Carmelo para que él se comunique con el comandante paramilitar conocido con el alias de "El Oso". Este actuó en el municipio de San Onofre y se encuentra rindiendo versiones libres dentro del marco de la ley 975, en las que reveló nombres de políticos en la región que fueron apoyados por sus estructuras armadas en las elecciones de 2002.

“La inversión de las cargas de responsabilidad, que ubican a Carmelo, como parte de la estrategia paramilitar o beneficiario de esta, pretenden silenciar las operaciones de reingeniería del paramilitarismo en el departamento de Sucre, que hoy continúa operando en esa región, aún dentro del poder institucional. Detrás de su judicialización se pretende ocultar la responsabilidad del Estado en el desarrollo de esta estrategia criminal que se consolidó en los últimos 12 años con el apoyo militar, policial, empresarial y del poder político. Carmelo junto con otros integrantes del Capítulo Sucre ha animado el fortalecimiento del MOVICE, propiciando que se haya ido desenmarañando toda la estructura y estrategia paramilitar, identificando los beneficiarios políticos, entre otros, y la responsabilidad de agentes estatales.”3

Por presiones de organizaciones y organismos de ddhh que temieron por la vida de Carmelo, fue trasladado de la Cárcel La Vega el 28 de enero de 2009 a una cárcel en Coveñas. Sin embargo, el montaje judicial no se ha desmontado todavía y aunque Carmelo no está condenado sigue estar encarcelado.

Para mayor información sobre las acciones que se están tomando desde Colombia e internacionalmente:

http://justiciaypazcolombia.com/Por-la-libertad-de-Carmelo-Agamez (Castellano)

http://www.fidh.org/spip.php?article6143 (Castellano)

http://action.humanrightsfirst.org/campaign/Agamez/ (Inglés)