Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Excesos en operativos contra la minería en El Bagre, Antioquia
Aheramigua / Viernes 8 de julio de 2016
 

La Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó comunica y denuncia las violaciones a los derechos humanos, el derecho a la integridad física y psicológica, a la permanencia en el territorio y al trabajo en el marco del operativo contra la minería que se llevó a cabo en las horas de la noche del día 5 de julio, en las veredas Benito y Reten del municipio del Bagre, Antioquia.

La comunidad informa que aproximadamente a las 9 de la noche inició el operativo contra la maquinaria de la mina a cielo abierto de la empresa Inversiones Martín SAS con NIT. 900701396-4 y de otra empresa que estamos confirmando la información. El resultado de dicho operativo fue de 5 retroexcavadoras quemadas (2 de Inversiones Martín y 3 de la otra empresa de los hermanos Arango), dos detenidos, un herido de gravedad por dicha acción identificado con el nombre de Cristian Díaz, y dos personas maltratadas física y psicológicamente Jorge Luis Izquierdo y Oscar Hernández Pascual, quienes fueron atacados con puñales por quienes hacían el operativo, y una mujer quien fue víctima de agresión física. Se tiene información de otro herido con esquirlas de aturdidoras de quien se está recolectando la información. Dicha operación se llevó a cabo por la Brigada 24 del Ejército Nacional junto con Policía Nacional, la cual tiene repercusiones sobre 1000 personas quienes se quedan sin trabajo en este momento.

Desde el 28 de junio la comunidad del corregimiento de Puerto López instaló un refugio humanitario ante la crisis humanitaria que se viene presentando en el municipio desde mediados del 2015.

En la actualidad las cifras consolidadas por Aheramigua ascienden a 16 personas asesinadas, reportando cuatro hechos donde algunas de las personas fueron víctimas de tortura e intento de desaparición al ser descuartizado y arrojado al río Bagre. Por otro lado, las comunidades se enfrentan a una crisis de subsistencia por cuenta las erradicaciones a cultivos de uso ilícito en los municipios colindantes como Nechí y la persecución a pequeñas empresas de minería que están en proceso de legalización y tecnificación para ser amigables con el medio ambiente encontrándose con que la reglamentación actual sólo favorece la gran minería de transnacionales. Todo lo anterior ha generado desplazamientos forzosos en toda la región. Estas denuncias se han dado a conocer a las instituciones respectivas, realizando exigencias de intervención integral que garantice la permanencia en el territorio, pilar fundamental para la construcción de una paz territorial, estable y duradera, que conlleve seguridad a la vida y la integridad, y un desarrollo regional con alternativas al campesinado y al pequeño minero.