Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Carta abierta
Líder campesino haitiano apoya a la ACVC
Luckecy Mathieu / Lunes 2 de marzo de 2009 / français
 

Publicamos la carta enviada por el agroeconomista Luckecy Mathieu en solidaridad con la lucha de los campesinos colombianos.

Brasil, 21 de febrero de 2009

Para los miembros del Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC)

Señoras y señores,

Hace tiempo, los gritos repetidos de socorro contra la utilización de veneno (fumigación del area de la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra) de más de 25 mil campesinos de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) llegan a nuestros oídos. Esta práctica, que es considerada como un arma de destrucción masiva, deja la salud de la población muy frágil y también mata a los seres humanos, mata las manadas, los ganados, desaparece los cultivos que sirven de comida al pueblo, envenena las fuentes de agua y contamina el medio ambiente en el que vive esta comunidad.

Entonces, como miembro de la Association Nationale des Agro Professionnels Haïtiens (Andah), que es una organización de defensa de los intereses de los campesinos de Haití, nosotros denunciamos y protestamos enérgicamente contra esta práctica muy peligrosa e inhumana del gobierno de Colombia que busca así reprimir a las hijas, los hijos, la esperanza y la vida de toda una comunidad. Ahora, nosotros luchamos al lado de nuestros hermanos, nuestros compañeros campesinos de ACVC y nosotros compartimos también el dolor, los padecimientos y la calamidad que ustedes están sufriendo y pedimos el fin de esta matanza. Pues, de igual manera que cese la persecución y el proceso judicial contra la ACVC, y que sean liberados nuestros hermanos campesinos Andrés Gil y Miguel Ángel González, injustamente privados de la libertad.

En fin, nosotros hacemos, lanzamos una llamada al gobierno de Colombia para poner fin rápidamente a esta manera de actuar y resolver el problema por el camino del diálogo, de concertación que tiene cuenta de las reivindicaciones de derecho a la salud, derecho a la educación, derecho a la comida, derecho a la habitación, derecho para vestir, a la cultura, derecho de vivir en un medio ambiente sano y derecho a la vida en general.

Que la lucha sigue hasta la victoria final.