Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

San José de Apartadó, Antioquia.
Alcaldía de Apartadó revictimiza población campesina
 

Gran preocupación y desconfianza produce la manera en la que el alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga, difunde irresponsablemente a través de diferentes medios de comunicación que no existen paramilitares en la región de Urabá, más exactamente en el corregimiento mil veces victimizado de San José de Apartadó. No se entiende cómo el alcalde omite disponer mecanismos de protección, como alertas y llamados de emergencia, dispuestos para reducir los riesgos y salvaguardar a la población que sufre de verdad la presencia histórica de los paramilitares imposibles de detectar detrás de un escritorio.

Desconocer el paramilitarismo en la región de Urabá es la más vil forma de revictimizar a la población. No existe peor canallada que dejar a la suerte a las comunidades de la Hoz, Rodoxalí, El Porvenir, Arenas Altas. Mientras avanzan las AGC tratando de copar espacios dejados por la insurgencia y poniendo en riesgo a toda una comunidad, el alcalde les niega a las comunidades el derecho a la vida, integridad, honra y pone en riesgo la paz.

El alcalde Eliecer Arteaga con su irresponsable actitud está condenando a que se repitan las masacres, los desplazamientos, las torturas, asesinatos, los señalamientos, los machetazos, el destierro, el hambre, amenazas, el ambiente de terror y el aumento de las acciones violentas contra la población.

Se condena públicamente la traición a la patria y al pueblo realizada por el Alcalde de Apartadó Eliecer Arteaga y la Brigada 17 por las constantes omisiones que ponen en riesgo la paz y a la población de San José de Apartadó.

Desde el pasado 7 de septiembre se viene incrementando la presencia de las Autodefensas Gaitanistas en San José de Apartadó y Saiza sin que hasta el momento se activen los protocolos, las medidas y las acciones para tratar de detener esa avanzada. Pareciera que existe interés de las instituciones estatales para que los paramilitares incursionen en estos territorios, pareciera que el poder paramilitar aún continúa dominando las instituciones de esta región.

Se solicita de la comunidad nacional e internacional, de las organizaciones defensoras de derechos humanos, de las personas demócratas del país, que rechacen y condenen las omisiones de la administración municipal de Eliecer Arteaga, de la Brigada 17 y de la Presidencia de la República de Colombia que ponen en riesgo este proceso de paz y a la población campesina.

Se condena el asesinato de Cecilia Coicué el pasado 7 de septiembre en Cauca. San José de Apartadó se solidariza con su familia y exige al Gobierno Nacional que se implemente de verdad y de manera urgente las garantías para las comunidades campesinas.

Se responsabiliza al Estado colombiano por los hechos violentos que sucedan en el territorio como repercusión por la presente denuncia.