Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Gobierno debe cumplir Sentencia para evitar una crisis humanitaria en el Catatumbo
Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat / Miércoles 14 de febrero de 2018
 

El campesinado catatumbero enfrenta hoy una nueva crisis humanitaria, el ultimátum emitido por los hermanos del Pueblo Barí donde se dio como fecha límite el 12 de Febrero de 2018 para abandonar su territorio, representa un inminente desplazamiento de la comunidad campesina asentada en la vereda La Cooperativa Saphadana del municipio Convención, donde cerca de 300 familias deben dejar todo atrás rumbo a un destino incierto.

Estas familias víctimas del conflicto armado que llegaron huyendo de la violencia paramilitar en la década de los 90 y 2000 y nunca fueron atendidas por el Estado colombiano, hoy se encuentran nuevamente a la intemperie. Por lo cual, debido a la grave situación han decidido constituir un Refugio Humanitario que tiene por objetivo evitar el desplazamiento forzado y la confrontación entre indígenas y campesinos. Inicialmente este asentamiento se realizó en la vereda Saphadana y posterioremente se reubicó en la vereda Caño Tomás, corregimiento de Fronteras del municipio Teorama.

Como comunidad campesina, siempre hemos respetado a nuestros hermanos del Pueblo Barí, generando lazos de fraternidad y adelantando históricas luchas conjuntas por la defensa de nuestro Catatumbo para la paz y por la garantía de vivir dignamente.

Expresamos nuestra voluntad de diálogo, por lo cual hacemos un llamado a los hermanos Barí para llegar a acuerdos que permitan tanto a indígenas como al campesinado llegar a soluciones que permitan preservar los derechos de ambas culturas.

Saludamos la voluntad de diálogo de la Organización Nacional Indígena de Colombia -ONIC, cumpliendo su papel de intermediación como acompañante de la mesa consultiva, y anunciamos a la opinión pública que en reunión sostenida entre ANZORC, ASCAMCAT y ONIC buscando fórmulas para solucionar la problemática actual en Saphadana. El día 14 de febrero del 2018 entrará una comisión conformada por dichas organizaciones a terreno.

De igual forma hacemos un llamado al Gobierno Nacional para el cumplimiento a cabalidad de la sentencia T-052 de 2017, lo que implica la reactivación inmediata de la mesa consultiva entre el pueblo Barí y el campesinado, con el acompañamiento de la ONIC y la ANZORC, donde estamos construyendo junto a los hermanos del Pueblo Barí rutas alternativas para la resolución de los conflictos territoriales, el saneamiento, ampliación y delimitación del territorio Barí y la constitución de la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo.

Invitamos a las organizaciones de derechos humanos y al ministerio público para que acompañen la situación de crisis que vive en este momento la comunidad campesina del Refugio Humanitario: con alimentos no perecederos, medicina, frazadas y cualquier ayuda humanitaria que pueda contribuir a mitigar la crisis que se vive.

El Catatumbo quiere la paz y
esta se construye desde los territorios