Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Hombres fuertemente armados patrullan y amedrentan a líderes en asentamientos de Barrancabermeja
 

La Corporación Credhos acompañó a las comunidades de Pozo Siete y la Bendición de Dios durante la Semana Santa ante el llamado de dirigentes comunales.

El llamado de las comunidades y sus dirigentes a Credhos es porque se vienen presentando patrullajes de hombres armados con armas cortas y largas, durante las noches y han convocado a reuniones para comunicarles a la comunidad que estarán prestando seguridad en la zona y las normas que deberán seguir.

Precisamente en este sector de Pozo Siete y Bendición de Dios el 28 de marzo de 2018, alias ‘Pájaro’ y ‘Metralleta’ fueron de casa en casa convocando a líderes y presidentes de junta de acción comunal, para una reunión a las 4:00 pm en la cancha de fútbol de la Bendición de Dios, donde Credhos realizó el acompañamiento y verificó que efectivamente en este lugar se realizaría dicha reunión.

Credhos realizó acompañamiento a líderes y presidentes de junta desde las 4:00 pm hasta las 6:00 pm, se logró recopilar información que se vienen cobrando $2000 por familia para seguridad, además de confirmar con diferentes personas y dirigentes comunales que sí se vienen presentando estas situaciones y que además han manifestado iniciar acciones de limpieza social en la zona.

Estos patrullajes se han realizado por parte de hombres armados, ya Credhos hizo el llamado a las autoridades policiales del municipio para que inicie acciones de patrullajes a los cuadrantes de manera más continua, ya que como Credhos lo ha denunciado, en este sector tienen su accionar los grupos paramilitares vinculados a actividades de narcotráfico y microtráfico.

Credhos realizó verificación en los asentamientos.

Ante las denuncias en contra del accionar de estas estructuras en Barrancabermeja y la región la policía dio captura a 12 miembros de la estructura paramilitar “Los Acuamanes”, quienes vienen ejerciendo control en la región y principalmente en la comuna 1 y 7 de la ciudad, se conoce que estas estructuras se acomodan rápidamente y reemplazan sus cabecillas o siguen dando órdenes desde las cárceles, como también la presencia de nuevas estructuras que llegan a disputarse el control territorial en este sector de la ciudad.

Es por esto el llamado a las autoridades civiles para que realice acciones que conduzcan al mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores de estos asentamientos para que los jóvenes y niños no sean el blanco del accionar de estar estructuras, y a las autoridades de policía garantizar la vida y la movilidad de los pobladores de las diferentes comunas, así como garantizar la labor de los dirigentes comunales en estas zonas de conflicto social.