Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Con éxito se realizó Cuarta Acción Humanitaria en el Nordeste Antioqueño
Camilo Raigozo / Miércoles 27 de mayo de 2009
 

Las comunidades denunciaron los asesinatos cometidos por la fuerza pública en la región denominados equivocadamente “falsos positivos” y las amenazas continuas de los paramilitares autodenominados “Águilas Negras” entre otros atropellos.

Con el acompañamiento de representantes del sistema de Naciones Unidas y de más de cuarenta organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos, sindicales, estudiantiles, culturales, agrarias y periodísticas, tanto nacionales como extranjeras, se realizó en la vereda Puerto Nuevo Ité, municipio de Remedios, Antioquia, durante los pasados 15 al 19 de mayo, la Cuarta Acción Humanitaria, convocada por la Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño, Cahucopana.

Provenientes de varias regiones del país, las delegaciones y los representantes de las comunidades de la zona, abrieron el evento con una rueda de prensa en horas de la mañana del 15 de mayo, en las instalaciones de la USO en Barrancabermeja, cuyo tema central fueron las ejecuciones extrajudiciales de campesinos cometidas por tropas del Ejército Nacional, adscritas al batallón Batalla de Calibío, perteneciente a la Decimocuarta Brigada.

Gerardo Acero, líder campesino de la región y miembro de la dirección de Cahucopana, le recordó a los asistentes los nombres de las víctimas que recientemente han caído bajo las balas oficiales, entre los que mencionó a los labriegos Heriberto Correa, Sigifredo Castaño, Pablo Emilio Agudelo, León Benítez, William Hernán Sánchez, Carlos Mario García, Miguel Ángel González Gutiérrez y Luís Horacio Ladino Guarumo, asesinados y presentados por el ejército como “guerrilleros dados de baja en combate”.

Inocentes en la cárcel

El líder agrario también advirtió que en la región se continúan dando las violaciones a los derechos humanos, las persecuciones, los montajes jurídicos contra los líderes campesinos, las amenazas, el bloqueo económico, las ejecuciones extrajudiciales, fumigaciones con glifosato y el desplazamiento forzado, entre otros atropellos.

“Hoy el Estado aún nos tiene a dos compañeros inocentes en las cárceles: Miguel González Huepa y Andrés Gil, víctimas de las conocidas capturas masivas”, dijo Acero a los periodistas.

Luego de terminada la rueda de prensa las delegaciones partieron hasta el caserío San Francisco, pasando por Yondó, Antioquia, por una trocha casi intransitable, ya que los vehículos se quedaban enterrados en el lodazal cada varios kilómetros. En ese trayecto, la caravana se encontró con tropas del ejército que se movilizaban en dos camionetas.

Mientras los expedicionarios trataban de desenterrar sus vehículos, un militar de civil se dedicó a fotografiar a las personas. Después de las reclamaciones y el requerimiento del acompañamiento internacional, el militar tuvo que dejar borrar las imágenes tomadas ilegalmente.

“Sí esto hacen los militares con los campesinos delante de tan importantes testigos nacionales y extranjeros, ¿cómo será cuando ellos están solos e inermes?”, se preguntó asombrada una delegada internacional.

Amenazas paramilitares

De San Francisco hasta Puerto Nuevo Ité, se gastaron cinco horas por el río Cimitarra, en el que por su bajo caudal, las lanchas encallaban asiduamente. El 16 de mayo, la comunidad anfitriona dio la bienvenida a los visitantes.

Acto seguido se realizó la presentación de los representantes de cada delegación y posteriormente vinieron los páneles: Seguridad democrática y ejecuciones extrajudiciales, dictada por el profesor de la Universidad Distrital Frank Molano; Extracción de recursos y mecanismos de guerra, a cargo del dirigente de la CUT, Jorge Gamboa.

Ejecuciones extrajudiciales como mecanismos de impunidad, ofrecida por Humanidad Vigente, y al morir la tarde, el campesino Álvaro Manzano, de la Acvc, dio una charla sobre Organización campesina por la tierra. Simultáneamente se realizaron talleres con la población infantil y diversos actos culturales.

Cineforos, actividades culturales, jornada de salud, talleres, actividades de recreación e integración, tuvieron desarrollo durante los días 17 y 18 de abril. Al día siguiente, las delegaciones partieron hacia Barrancabermeja y de allí a sus lugares de origen.

Simultáneamente al desarrollo de la Cuarta Acción Humanitaria, se conoció que paramilitares amenazaron a los pobladores en la Zona de Reserva Campesina del Valle del río Cimitarra.

Se rumora en la región sobre una inminente arremetida paramilitar en la vereda Puerto Nuevo Ité, rumor que es acompañado, según los moradores, por las amenazas que hacen los soldados del Batallón Calibío a los pobladores, según las cuales, a ellos no hay que temerles “pero a los que vienen de las ‘Águilas Negras’ sí”.