Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El ex-comandante del Batallón Calibío procesado por falso positivo en la Laguna del Miedo
Por homicidios en Yondó aseguraron a 15 militares
Colprensa / Jueves 22 de octubre de 2009
 

Un Juez Penal Municipal de Medellín dictó medida de aseguramiento a cuatro oficiales, un suboficial y diez soldados profesionales, presuntamente responsables de los delitos de homicidio en persona protegida y concierto para delinquir. Se trata de Wilson Ramírez Cedeño, teniente coronel (ex-comandante del Batallón calibío, nota de APR); Carlos Eduardo Rodríguez Ávila, mayor; Javier Enrique Alarcón Villa, capitán; Javier Danilo Páez Herrera, teniente; y Silvio Sánchez Ocoro, cabo primero, quienes fueron señalados por el homicidio de Javier Leonardo Franco Carvajalino y Robinson Antonio Trujillo Márquez.

De acuerdo con la investigación, los hechos ocurrieron el 30 de enero de 2008 en el sitio La Laguna de Miedo, jurisdicción del municipio de Yondó (Antioquia), cuando los efectivos del Batallón Calibío dieron muerte en un presunto combate a Franco Carvajalino y Trujillo Márquez.

Por los mismos hechos también fueron asegurados los soldados profesionales: Julio Jaime González Basilio, Carlos Enrique Vega Arrieta, Edier Daniel Vega Arrieta, Deivis de Jesús Caicedo, Leonel Gómez Mosquera, Eduardo Ruíz Tovar, William Nájera Better, Jader Palacio Murillo, Hernán Darío Mosquera Rivas, José Miguel González Estrada.

Los procesados quedaron privados de la libertad en una guarnición militar de Antioquia.

El día del homicidio

Para la época se habló de presuntos combates entre el Ejército y la delincuencia que operaba en la zona. El parte oficial indicaba que hacia las 9:30 p.m., del miércoles 30 de enero de 2008, un intenso tiroteo derivó en la muerte de dos personas que al parecer pertenecerían a la banda ‘Los Cirilos’. Tras el hecho fueron decomisadas armas cortas y una granada que presuntamente tenían en su poder las víctimas fatales.

El comandante del Batallón Calibío de la época, coronel Wilson Ramírez Cedeño, declaró en esa oportunidad que “el reporte que entregamos da cuenta de un intercambio de disparos momentos en que la tropa realizaba patrullajes en esa área. Cuatro personas que se desplazaban en motos abrieron fuego al ver al Ejército, a lo cual nuestros hombres respondieron y se produjo la muerte de estas dos personas”, dijo el oficial.