Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Contiene video
CAHUCOPANA: Una iniciativa campesina en defensa de los derechos humanos.
Equipos Cristianos de Acción por la Paz / Miércoles 14 de septiembre de 2011
 

La Corporación Acción Humanitaria para la Convivencia y la Paz en el Nordeste Antioqueño, CAHUCOPANA, es una organización campesina cuyo objetivo prioritario es "luchar y construir soluciones para la crisis humanitaria y de derechos humanos que azota a comunidades rurales en los municipios de Segovia y Remedios del Nordeste antioqueño, región rica en recursos naturales como fuentes de agua, minerales muy valiosos, especies silvestre y oro, cuya explotación artesanal es la principal fuente económica de la región y detonante de sinnúmero de conflictos que infortunadamente han cobrado la vida de muchos campesinos y el desplazamiento de miles de ellos, en la lucha por el dominio de su explotación por parte de agentes externos como son las grandes empresas nacionales y trasnacionales, cuyos métodos se basan en el deterioro natural y la expropiación de tierras a campesinos.

Llevan cerca de siete años de arduo trabajo y resistencia pacífica en la región realizando diferentes actividades que fortalecen su lucha como acciones humanitarias, campamentos de refugio, espacios educativos y de denuncias entre otras, que han contribuido a reducir la tasa de abusos y violaciones de los Derechos humanos -DDHH- y el Derecho Internacional Humanitario -DIH- dentro de la zona.

Sin embargo, el gobierno no tiene una política clara frente al tema que permita generar desarrollo equitativo para las poblaciones asentadas en la región. Por el contrario, quienes han llegado y gozado de los beneficios han sido los inversionistas extranjeros como por ejemplo la Frontino Gold Mines, hoy en manos de la multinacional canadiense que hoy se conoce como Gran Colombia Gold Corp y su sucursal Zandor Capital. Por otra parte la Anglogold Ashanti, quienes desarrollan varias iniciativas de megaproyectos dentro de la zona, a través de la explotación mineral y forestal, pese a que el territorio esta demarcado como una reserva forestal

En julio 20, en el municipio de Remedios se hizo el lanzamiento del libro "El Nordeste Antioqueño: Territorio en disputa. Entre La Acumulación del Capital y la Alternativa Campesina" editado por CAHUCOPANA. Hoy lamentablemente anuncian que la historia se repite, de acuerdo a algunas denuncias de campesinos de la región, el ejército está obstaculizando el paso de alimentos y exigiendo que los habitantes se desplacen hacia los pueblos vecinos a comprarlos, situación que no es conveniente a la población cuando por la distancia y mal estado de las vías viajar es muy costoso. Cabe anotar que sumado a estos hechos que ponen en riesgo la vida de los pobladores de la zona como la utilización del nombre de campesinos para el envío de encomiendas por parte de algunos integrantes del Ejercito Nacional.

A este evento se unieron integrantes de diferentes organizaciones por la paz, entre ellos una delegación internacional de los Equipos Cristianos de Acción por la Paz -ECAP- quienes realizaron una acción simbólica-litúrgica, en el acto también hicieron presencia algunos jóvenes de Medellín con participación de obra teatral.

Una de las mayores amenazas las "Águilas Negras", grupo al margen de la ley que en el mes de junio incursionó en la vereda Santa Marta, situación en lento curso de investigación. Posteriormente asesinaron a uno de los líderes, Rafael Tobón, cofundador de Sintramienergética.

Si bien es cierto que diferentes organismos dedicados a la defensa de los DDHH han hecho presencia en la zona, también ha faltado la presencia del Estado en medio del conflicto para efectuar el seguimiento necesario a dichas situaciones y garantizar la seguridad y tranquilidad que las comunidades exigen. Así mismo se ha tratado de empañar la labor humanitaria de la Corporación involucrándola en otro tipo de negociaciones que deteriorarían su imagen frente a las comunidades en mención y frente a organismos internacionales.

Por su parte, Cahucopana sigue abriendo brecha, visitando otros municipios y promoviendo la participación directa en el trabajo por la paz, buscando que las propuestas surjan desde las poblaciones afectadas y no desde los escritorios gubernamentales, buscando que los derechos del ser humano sean respetados y promoviendo desde toda óptica el respeto por una vida digna e integra en las fronteras más alejadas de un país que lo pide a gritos.

Así las cosas, la tarea de la Corporación redunda en defender los derechos humanos y el derecho a la vida. Cabe rescatar que en su intento algunas personas han perdido este preciado bien como por mencionar algunos: Sigifredo Castaño, Luis Horacio Guarumo y Miguel Angel Gutiérrez Huepa. Ojalá y que estas pérdidas no queden en vano, así como también la muerte de más colombianos inocentes y finalmente el país logre tan anhelado y necesario sueño: la paz.