Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Campesinos se pronunciarán contra Uribe
Movilización nacional agraria el 10 de octubre
Juan Carlos Hurtado Fonseca / Miércoles 22 de agosto de 2007
 

Organizaciones campesinas e indígenas, como la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro; organizaciones regionales, como la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra; organizaciones de Nariño, Cauca, Valle, Putumayo, Tolima y Costa Atlántica, entre otras; y con el apoyo de la CUT, FECODE y la Gran Coalición Democrática, convocaron una movilización nacional para el 10 de octubre próximo. Es una manifestación política en rechazo al Gobierno Nacional.

En términos de líderes agrarios la manifestación "es la continuación de movilizaciones de los sectores sociales en rechazo a la política oficial que adelanta el actual Gobierno: Transferencias, los crímenes del paramilitarismo y el falso proceso de paz, la Ley de Estatuto de Desarrollo Rural, la violación de derechos humanos, el Tratado de Libre Comercio, la privatización de las empresas estatales, la entrega de los recursos naturales y la privatización de la educación, es decir, por las reivindicaciones más sentidas de los campesinos y de los sectores sociales. Pero uno de los puntos fundamentales es la democratización de la tierra y la exigencia de la renuncia del presidente Álvaro Uribe.”

La Ley de Desarrollo Rural es rechazada porque “No es una verdadera ley agraria, sino que se acomoda al modelo económico neoliberal, encaminado al desarrollo de las grandes haciendas y la siembra de cultivos de tardío rendimiento como la palma de aceite, bosques maderables, caña de azúcar, cacao y banano, que son cultivos que no garantizan la seguridad alimentaria. Es decir , la ley no desconcentra la propiedad de la tierra, sino que está dirigida a la exclusión de los campesinos. Entonces se van a legalizar los años de violencia, porque se pretende legalizar las escrituras que a punta de fusil obligaron al campesino a firmar”.

Los indígenas y campesinos que desarrollarán la protesta decidieron movilizarse en los grandes centros urbanos y en ciudades capitales como Bogotá, Barranquilla, Cali y Popayán, con acciones campesinas, posiblemente tomas de tierras y bloqueo de vías.

La protesta está diseñada para una duración de 72 horas iniciando el 10 de octubre, porque “tardan un buen tiempo en desplazarse desde sus lugares de origen a los puntos de concentración”, afirmó Eberto Díaz, presidente de Fensuagro.