Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Drummond despoja al Estado colombiano de $60 mil millones y lanza a sus trabajadores a la huelga
Federación Sindical Mundial / Viernes 2 de agosto de 2013
 

Pese a los esfuerzos efectuados por la comisión negociadora de Sintramienergética para encontrar soluciones a las peticiones obreras de los mineros, plasmadas en un modesto y justo pliego de peticiones, la posición prepotente e intransigente de Drummond y la ineptitud del gobierno condujeron a los trabajadores a hacer efectiva la huelga a partir del 23 de julio del 2013.

Esta huelga involucra alrededor de diez mil trabajadores directos como indirectos en la operación minera de carbón a cielo abierto, la segunda en el país después del Cerrejón; Drummond en el departamento del Cesar exportó en el 2012 26 millones de toneladas de carbón, mientras el Cerrejón en el departamento de La Guajira exportó 34.3 millones de toneladas.

Pese a que Drummond obtuvo ganancias el año pasado de alrededor de seis mil millones de pesos (unos 2’400.000 euros), demandó al Estado colombiano en un tribunal de París (Francia), que condenó a Colombia a pagarle 60 mil millones de pesos (casi 24 millones de euros) a Drummond, porque supuestamente el Estado colombiano no cumplió con la infraestructura ferroviaria para exportación de su carbón, y para disimular este despojo nacional se encubrió con el derrame de carbón en los puertos de Santa Marta.

La autoridad ambiental ANLA ha anunciado que aplicaría una sanción por 2.900 millones de pesos (casi 1’200.000 euros), situación que no se ha dado hasta la fecha, sin embargo Drummond ha derramado carbón al mar desde que empezó su embarque en 1995 y no ha pasado nada, a excepción de la contaminación dramática del área marina y al medio ambiente. Así mismo Drummond tiene demandado al sindicato SIntraime por la suma de 6.26 millones de dólares ante la Justicia colombiana por supuestos daños y perjuicios de un cese laboral de solidaridad que libraron los trabajadores contratistas y subcontratistas de Gecolsa a principios de este año.

La contaminación ambiental en gran escala, tanto en el departamento del Cesar como en el Magdalena y el resto del país por la llamada locomotora minero-energética, la destrucción de la agricultura, el desvío y secamiento de ríos, el aumento de la violencia, pobreza, miseria y destrucción de la cultura ancestral, son parte de la tragedia nacional que padecemos los colombianos por los megaproyectos mineros, que ha generado la inconformidad y movilización popular nacional, sin solución por parte del gobierno a tan graves problemas.

Aún en esas condiciones, Drummond niega cualquier mejoramiento de las pésimas condiciones en que laboran sus trabajadores, quienes padecen diferentes enfermedades, muchas de ellas incurables, y no muestra voluntad de mejorar semejante tragedia. Tampoco resuelve la reubicación de los asalariados que quedarían cesantes en el área marina al mejorar los puertos y medios de embarque, ni muestra voluntad para resolver la liquidación de los salarios al establecer una nomina de salario mensual, sino por horas, lo que afecta el presupuesto familiar de los trabajadores.

En educación no resuelve la problemática de los hijos discapacitados, ni tampoco subsidia estudios de aquellos que se capacitan en el exterior, no reconoce las organizaciones sindicales de segundo y tercer grado representativas de los trabajadores y también discrimina a sus servidores para la aplicación de la normatividad laboral entre rol diario y rol mensual, además de no aumentar los salarios en forma justa, de acuerdo a la labor contratada.

Drummond se ufana de que sus trabajadores directos ganan buenos salarios. Sin embargo no es comparable con lo que gana un trabajador norteamericano haciendo la misma labor y extrayendo la misma riqueza, además que el trabajador colombiano para ganarse ese salario debe trabajar 12 horas al día. Si analizamos la cantidad de trabajadores contratistas y subcontratistas que laboran en beneficio de Drummond, su salario oscila entre 600 y 900 mil pesos mensuales, es decir, el promedio salarial en Drummond es de $1.500.000 ya que los trabajadores subcontratistas son mayoría frente a los directos.

La Federación Sindical Mundial y sus organizaciones afiliadas en Colombia nos solidarizamos con los trabajadores en huelga, a la vez que nos dirigimos al movimiento sindical y popular a nivel mundial para que brinden la más amplia solidaridad moral y económica a los huelguistas de Drummond, para que puedan culminar con éxito la negociación de su modesto y justo pliego de peticiones.

Invitación

La FSM convoca a las organizaciones sindicales, populares y sociales a visitar las carpas de los huelguistas de Drummond, el martes 13 de agosto del 2013, a partir de las nueve de la mañana, en el Puerto de Ciénaga en Santa Marta, ubicado en el Kilometro 10 vía Ciénaga, y viajar en caravana a la mina Pribbenow en la Loma en el departamento del Cesar, para llegar allí a las dos de la tarde.

Esperamos contar con su valiosa presencia y solidaridad moral y económica para con los trabajadores en huelga.

Para coordinar dicha visita, pueden comunicarse al Tel: (071) 3340447 Bogotá o al celular: 3102010406.

La FSM, presente en las luchas de los trabajadores y los pueblos del mundo.